Fin a 113 años de tradición

Upton Park. Green Street. Londres. 15:00 horas. Gianfranco Zola se sienta en el banquillo del West Ham United para dirigir a su nuevo equipo ante el Newcastle en la quinta jornada de la Premier League inglesa. Otra tradición cae en el fútbol más antiguo, visceral y sentimental del mundo. El italiano se convierte en el primer técnico foráneo de la historia ‘hammer’ y pone fin 113 años de mandato británico en el banquillo londinense.

Tras la renuncia de Alan Curbishley a principios de este mes, por su desacuerdo con los traspasos de Anton Ferdinand y George Mccartney al Sunderland, el propietario del club, el islandés Bjorgolfur Gudmundsson, apostó por el pequeño ex jugador de Nápoles, Parma y Chelsea, entre otros, para hacerse cargo del equipo. Toda una apuesta personal y de futuro ya que Zola ejercía como ayudante de Pierluigi Casiraghi en la selección sub’21 italiana, hasta el momento su única experiencia en un banquillo.

De esta forma el transalpino se convierte en el duodécimo técnico del West Ham en toda su historia. Una cifra espectacular si se tiene en cuenta la más que centenaria historia del conjunto ‘hammer’ desde que fue fundado en 1895 con el nombre de Thames Ironworks F.C. y refundado una década más tarde con su actual denominación. El dato sobre la longevidad en el banquillo de Upton Park es todavía más escalofriante si se tiene en cuenta que Curbishley, el antecesor de Zola, apenas duró un par de años en el cargo. El ex técnico llegó a mediados de la temporada 2006-07, en sustitución de Alan Pardew (2003-2006), y logró una milagrosa, a la par que histórica, permanencia en la Premier League en la que la resurrección de Carlos Tévez tuvo mucho que ver.

Previamente, el banquillo ‘hammer’ fue ocupado por Glenn Roeder (2001-2003), Harry Redknapp (1994-2001), Billy Bounds (1990-94), Lou Macari (1989-90), John Lyall (1974-89), Ron Greenwood (1961-74), Ted Fenton (1950-61), Charlie Payter (1932-50) y Syd King (1901-32). De todos ellos, sólo Macari no era inglés, sino escocés.

El histórico debut de Gianfranco Zola terminó con una clara victoria 3-1 ante el Newcastle. Otro italiano recientemente incorporado, David Di Michele anotó dos tantos para los ‘hammers’ y Matthew Etherington estableció el tercero. Michael Owen marcó el gol del honor para los ‘magpies’. El partido estuvo marcado por otra curiosidad de igual o mayor trascendencia, pero de mucho menos valor histórico. El West Ham saltó al césped con los dorsales de los jugadores bordados en el pecho tras la quiebra la la compañía aérea XL.com, principal sponsor del club. Ni siquiera el fútbol más rico del mundo se salva de la crisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: