Cristiano Ronaldo, justo vencedor

Después de seis meses de existencia, este humilde blog estrena columna de opinión en motivo de la elección de Cristiano Ronaldo como mejor jugador del Mundo en 2008 según la FIFA. Y es que la elección del portugués ha levantado un debate, si cabe provinciano, sobre si es digno merecedor del premio o este debía haber recalado en el jugador del Barcelona Lionel Messi.

Hoy hemos podido leer en la prensa deportiva catalana que la FIFA premiaba al “jugador más guapo” y no “al mejor” o que el argentino era “el número 1 para la gente”. En Premier Football no esconderemos a estas alturas nuestra predilección por el azulgrana y la más absoluta devoción por  Leo Messi, a día de hoy, el jugador más en forma del momento. Tampoco somos sospechosos de simpatizar con el United, porqué si un rojo nos gusta es el que ha hecho historia a orillas del Mersey, pero hoy rompemos una lanza a favor del portugués.

cristiano-ronaldo3

Aunque el argentino haya llegado al tramo final del año en mucho mejor momento que el extremo del United, si se echa la mirada atrás y se realiza un balance del conjunto de los doce meses, Cristiano merece tanto el Balón de Oro como el FIFA World Player. Y es que sus números son escalofriantes: 42 goles en todas las competiciones (31 en 34 partidos de Premier League), y el doblete Liga-Champions. Una espectacular aportación individual que ha reportado, además, un importante éxito colectivo. Durante este año CR7 se ha ganado un lugar privilegiado en la historia del cuadro de Manchester después de superar los registros goleadores del gran George Best y quedarse a sólo cuatro tantos del récord de Denis Law.

Messi en cambio no puede quitarse de encima el estigma de un primer semestre gris en la historia del Barça. Las lesiones no le permitieron participar en el tramo inicial del año, y una vez recuperado la falta de ritmo le impidió rendir a un nivel suficientemente alto para sacar del pozo a un equipo que agonizaba. Si bien es cierto que ‘la Pulga’ se colgó el oro olímpico en Beijing y que durante el último trimestre del año se ha mostrado a un nivel muy superior al de Ronaldo, el balance global favorece al de Madeira que debe considerarse justo vencedor de ambos premios.

Cristiano es un jugador que no cae en gracia, arrogante en muchos momentos y sobredimensionado durante sus primeras temporadas en Old Trafford. Casi no queda nada de aquel jugador cuyas acciones para la galería no se traducían en un juego efectivo y beneficioso para el equipo. Pero Cristiano ha madurado. No tenía otra opción. Se ha convertido en un jugador determinante y lo ha hecho además sin perder la capacidad de gustar y gustarse hasta alcanzar por méritos deportivos el status de estrella que ya tenía desde hace años. Por una vez el merchandising no ha ganado al fútbol. Y CR7, además de ser una apisonadora mediática también ha sido el mejor futbolista del año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: