Michael Owen: grandes éxitos y sonados fracasos

Ni el propio delantero de Chester esperaba tener una oportunidad como la que le ha dado el Manchester United para relanzar una carrera que comenzó de forma espectacular en el Liverpool y que inició una interminable cuesta abajo cuando dejó Anfield para jugar en el Real Madrid

Michael Owen alcanzó la cima del fútbol mundial con la camiseta del Liverpool, la que se enfundó con 13 años tras rechazar ofertas de otros de los grandes de Inglaterra. Cuatro años más tarde, el día de su debut con el primer equipo  de la mano de Gerard Houllier, conseguía marcarle un gol al Wimbledon. Era mayo de 1997 y la carrera de la última perla surgida de la interminable cantera de los ‘Reds’ empezaba a tomar velocidades de vértigo.

Owen maró el día de su debut ante el Wimbledon

En su primera temporada completa con el primer equipo, el delantero de Chestrer finalizó la campaña como máximo goleador de la Premier League, con 18 goles, los mismos que Dion Dublín (Coventy City) y Chris Sutton (Blackburn), una marca que lo llevó directamente al Mundial de Francia 1998. La cita gala se convirtió en el punto de inflexión en la carrera de Owen que pasó de ser considerado un crack en las islas a una estrella a nivel global. La culpa la tuvo el gran gol que logró ante Argentina en los cuartos de final y que supuso el 2-1 momentáneo en un partido que los que dirigía Glen Hoddle empezaron perdiendo 1-0, con un tanto obra de Gabriel Omar Batistuta. Alan Shearer logró la igualada y Javier Zanetti estableció el empate final que llevaría el partido a una nueva fatídica tanda de penaltis para Inglaterra en la que el arquero del Mallorca, Carlos Ángel Roa, arrebataría el protagonismo al del Liverpool con sus intervenciones. El fallo final de David Batty acabaría con el sueño inglés en una serie de lanzamientos desde los once metros en la que, por cierto, Owen marcó.

El impacto del joven delantero con la selección inglesa fue igual o mayor que el que tuvo en el Liverpool. En su momento se convirtió en el jugador más joven en debutar que y marcar con los ‘Pross’ (marcas superadas por Theo Walcott y Wayne Rooney, respectivamente) y es el único en toda la historia capaz de haber marcado en cuatro grandes torneos; los Mundiales de 1998 y 2002 y las Eurocopas de 2000 y 2004.

La falta de continuidad de Robbie Fowler en la delantera del Liverpool permitió a Michael Owen afianzarse en el equipo y establecer unos registros de estrellas temporada tras temporada. Sólo las lesiones sufridas en 1999 provocaron que bajara de la veintena de goles por campaña. En 2001, año en que los ‘Reds’ conquistaron la Copa de la UEFA, la FA Cup, la Copa de la Liga, la Supercopa de Europa y la Community Shield, el delantero logró el Balón de Oro, el primero de un jugador inglés desde que lo levantara Kevin Keegan en 1979. Mucho tuvieron que ver, también los tres goles que le marcó a Alemania en Munich en septiembre, en la histórica victoria de Inglaterra 1-5.

Michael Owen Balon de Oro 2001

Pero por ironías de la vida, cuando Owen decidió dejar el Liverpool para convertirse en el último Galáctico de la primera etapa de Florentino Pérez su carrera empezó una vertiginosa cuesta abajo de la que el delantero no ha sido capaz de detener. Los títulos por los que dejó Anfield para jugar en el Bernabéu nunca llegaron. El delantero se convirtió en un suplente de lujo para un Madrid que empezaba a descomponerse coincidiendo con el auge del Barça de Ronaldinho y doce meses después tomaba el camino de vuelta a Inglaterra.

Owen paso sin pena ni gloria por el Real Madrid

Pero Michael Owen declinó volver al Liverpool, el equipo de toda su vida y que le brindaba una oportunidad única para relanzar su carrera, para fichar por el Newcastle. Los ‘Magpies’ pagaron 16 millones de libras al Madrid en un traspaso que ya copa todas las listas de los más desafortunados del fútbol inglés. El ex de ‘Red’ se encontró con un equipo a la deriva que ha acabado en la segunda división y a nivel personal no ha podido rendir debido a varias lesiones en las rodillas que sólo le han permitido jugar 80 partidos en cuatro años.

Owen se hundió con el Newcastle

Inesperadamente, Michael Owen cuenta con una nueva oportunidad para relanzar su carrera en el eterno rival del club que le vio nacer como futbolista. Es joven. Sólo tiene 29 años. Pero su estado físico es toda una incógnita. Alex Ferguson ha apostado firmemente por él, desvinculado hace algunas semanas del Newcastle,  pese a disponer de 80 millones de libras para fichar. A partir del 15 de agosto veremos cómo le sale la jugada al escocés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: