El Newcastle vuelve a la Premier

Mike Ashley sigue al frente del club sin encontrar comprador. Chris Hughton ha llevado el equipo a lo más alto pese a comenzar la temporada como técnico interino. Peter Lovenkrands, descartdo en julio y refichado en septiembre, clave para el ascenso. Andy Carroll le rompe la mandíbula a Steven Taylor en una pelea. Hay cosas que no cambian en los ‘Magpies’, pero como mínimo el equipo ha logrado regresar a la elite tras sólo un año en el Championship…

Un añito en el infierno. Ni los más optimistas podían pensar, visto el currículum del club en los últimos años, que el periplo del Newcastle por la segunda división del fútbol inglés duraría sólo una temporada. Pero los ‘Magpies’ certificaron matemáticamente el ascenso a la Premier la noche de ayer al ganar 2-1 al Sheffield United en St. James’ Park, y gracias al empate (0-0) del Nottingham Forest ante el Cardiff City. Kevin Nolan marcó con una espectacular bolea el tanto de la victoria en el minuto 73. Antes, en el 45’, Peter Lovenkrands había logrado la igualada del penalti -su 15º gol de la temporada- y subsanado el tanto inicial de los ‘Blades’, obra de Richard Cresswell. Unos ‘Blades’ dirigidos, por ciento, por un ilustre ex ‘Urraca’ Gary Speed, que sumó más de 200 partidos con el club.

El Newcastle es un equipo que se ha adaptado a vivir en el caos. Pese al ascenso y liderar el Championship desde las primeras jornadas, no ha encontrado la estabilidad perdida hace ya varias campañas. El propietario Mike Ashley sigue buscando un comprador para el club con toda la masa social en su contra y el técnico, Chris Hughton, reclama su lugar en el banquillo después de comenzar la temporada como interino y acabar devolviendo el club a la máxima categoría.

Los ‘Magpies’ certificaron el descenso el 24 de mayo del año pasado, después de 16 campañas consecutivas en la Premier League, tras la derrota del equipo dirigido por Alan Shearer en Villa Park (1-0) en la última jornada del campeonato. Pocos días después, Ashley ponía el club en venta por 100 millones de libras y decidía prescindir de Shearer y optar momentáneamente por Hughton, que ya se había echo cargo del equipo durante algunas jornadas de la temporada antes de la llegada el mítico ex delantero.

Pese a una pretemporada llena de dudas, incluida una humillante derrota 6-1 ante el Leyton Orient en julio, el Newcastle comenzó la temporada con un valioso empate ante el West Bromwich (1-1), con gol de Damien Duff, y una contundente victoria por 3-0 ante el Reading con hat-trick de Shola Ameobi en el estreno en St. James’ Park. Pocos días después Duff dejaba el equipo para jugar en el Fulham y se unía a las sensibles bajas de Michael Owen (Manchester United), Mark Viduka, Sebastien Bassong (Tottenham), Obafemi Martins (Wolfsburg) y Habib Beye (Aston Villa). Sin embargo, Hughton, lograba la contratación clave de Lovenkrands, al que el club no había renovado en julio, antes de ser nombrado oficialmente manager del equipo el 27 de octubre. Al danés se le unirían Marlon Harewood (Aston Villa) y Zurab Khizanishvili (Blackburn) y Wayne Routledge, Mike Williamson, Danny Simpson y Leon Best en el mercado de enero. El Newcastle, pero, falló en el intento de fichar a la sensación de la temporada en la League One, Jermaine Beckford, del Leeds, verdugo del Manchester United en la Cup.

Con el equipo funcionando en lo deportivo y Joey Barton sorprendentemente calmado, no podía faltar el acto de indisciplina que pusiera en entredicho la estabilidad de la plantilla. El 22 de marzo salió a la luz que el defensa Steven Taylor se perdería el resto de la temporada tras sufrir una fractura en la mandíbula en una pelea con Andy Carroll en un entrenamiento. El día siguiente el delantero marcaba el gol de la victoria ante el Doncaster (1-0). Carroll ha contribuido al ascenso con 14 goles y la defensa y el guardameta Steven Harper, eterno suplente de Shay Given, han logrado mantener la portería a 0 en 20 ocasiones, record del club.

La Premier recupera un club que nunca debió abandonar la elite por el bien de la competición y del aficionado, pero tras años rodeando la catástrofe ésta llegó irremediablemente. Esperemos que en St. James’ Park hayan aprendido de su larga lista de errores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: