Infieles en el norte de Londres

Ha pasado casi una década desde que Sol Campbell levantara las iras de los seguidores del Tottenham al fichar por el Arsenal. A lo largo de los años varios jugadores han vestido ambas camisetas pero los ‘Gunners’ siempre han sacado mucho más partido de los jugadores llegados del eterno rival que sus vecinos. Anoche esta historia de deslealtad vivió un nuevo capítulo con el anuncio del fichaje de William Gallas por los ‘Spurs’.

En pocos meses William Gallas ha pasado de ser el capitán del Arsenal al principal refuerzo del gran rival ciudadano, el Tottenham. Los ‘Spurs’ hicieron oficial ayer la contratación del central francés, de 33 años, desvinculado de los ‘Gunners’ desde el pasado 30 de junio. El galo ha culminado de una manera un tanto convulsa su etapa de cuatro temporadas en el Emirates, que empezó a torcerse tras perder la capitanía por criticar a sus compañeros de equipo tras un partido ante el Birmingham a finales de 2009. Gallas es el primer jugador que cruza el norte de Londres desde el polémico y movido fichaje de Sol Campbell por el Arsenal en 2001.

La llegada del central a los ‘Gunners’ es, con diferencia, el movimiento de jugadores entre ambos equipos que más alboroto ha generado y es considerada la mayor traición de la historia del fútbol inglés. El central rechazó ofertas de grandes equipos de fuera de Inglaterra para recalar a las órdenes de Arsène Wenger. Históricamente, el Arsenal es el conjunto que más provecho ha sacado de los jugadores llegados del eterno rival. El propio Campbell, campeón de la Premier League en dos ocasiones y de la FA Cup en tres, Pat Jennings, George Hunt o Freddie Cox disfrutaron de sus mejores años en Highbury.

Sin embargo, el primer jugador que vistió la camiseta de ambos equipos fue Jimmy Brain en los años 30. Tras casi una década en los ‘Gunners’, el que todavía es quinto máximo goleador de la historia del club con 139 goles fue vendido al Tottenham en 1931 y permaneció tres temporadas en White Hart Lane.

También en la década de los 30, el Arsenal contrató el primer jugador procedente de sus vecinos y inició la “tradición” de ex ‘Spurs’ que han triunfado con la camiseta roja. George Hunt, que curiosamente es actualmente el quinto máximo goleador del Tottenham (138),  llegó a Highbury en 1937, donde sólo permaneció una temporada antes de ser vendido al Bolton, tiempo suficiente para ganar la First Division. En 1949, Freddie Cox llegó al Arsenal para proclamarse campeón de la FA Cup esa misma temporada. Marcó el gol que dio el pase a la final en el desempate ante el Chelsea y fue titular en Wembley en la victoria 2-0 ante el Liverpool. El extremo militó antes en White Hart Lane entre 1938 y 1949 y sirvió a la Royal Air Force durante la Segunda Guerra Mundial.

El caso mes especial y sorprendente lo protagonizó Pat Jennings. El Tottenham dejó marchar al guardameta en 1977 con 33 años y más de 500 partidos a sus espaldas. Pocos podían imaginar que ofreciera un rendimiento tan espectacular y prolongara su carrera hasta los 40 años. Sumó más de 200 partidos con los ‘Gunners’ y ganó la Cup de 1979. Es considerado por muchos el mejor portero de la historia del Arsenal.

Si el Arsenal sacó de Jennings un gran rendimiento deportivo, con Steve Walford realizó una de las operaciones económicamente más rentables en su historia. Después de sólo dos partidos en dos temporadas con el Tottenham, fichó por los ‘Gunners’ en 1977 por 25.000 libras. El defensa fue vendido dos años más tarde al Norwich City por 175.000.

Siguieron el mismo camino Jimmy Robertson y Willie Young. El delantero conocido como ‘The Flying Scotman’ es célebre en los ‘Spurs’ por ser el autor del primer gol en la final de la FA Cup de 1967 ganada ante el Chelsea. Sobre él corresponde el honor de ser el único jugador que ha marcado por ambos equipos en el North London Derby. En 1969 fue intercambiado por David Jenkins, un atacante muy por debajo de la calidad del escocés. Young llegó al Arsenal en 1977 y jugó 170 partidos antes de ser traspasado al Nottingham Forest.

Laurie Brown, el mencionado Jenkins y Rohan Ricketts han hecho la travesía del norte de Londres a la inversa. Pasaron más de tres décadas desde que Jimmy Brain dejó Highbury para recalar en White Hart Lane hasta que lo hizo Brown en 1964. Después de tres años en el Arsenal, fichó por el Tottenham y debutó con los ‘Spurs’ en un triunfo 3-1 ante los ‘Gunners’.

El caso de Ricketts es otro de los muchos de jóvenes ingleses prometedores que se pierden en el vació de la nada en su salto al alto nivel. Fichado de la cantera del Arsenal en 2001 tras un solo encuentro en el primer equipo, no tuvo continuidad y abandonó el Tottenham en 2005 después de sólo 30 partidos. El centrocampista deambuló posteriormente por varios equipos ingleses (Wolves, QPR y Barnsley), pasó por el Toronto FC, a principios de año recaló en el Diosgyori húngaro y actualmente milita en el Dacia Chisianu moldavo.

Mención especial merecen Vic Groves y David Bentley que han vestido ambas camisetas previo paso por otros equipos. El primero dejó los ‘Spurs’ en 1953 y firmó por el Arsenal en 1955 después de jugar en el Walthamstow Avenue y el Leyton Orient. Por su parte, el polémico Bentley, formado en la cantera ‘Gunner’, pasó por Norwich y Blacknurn antes de iniciar su andadura en White Hart Lane en 2008.

El caso de Kevin Stead es casi anecdótico, ya que pasó del Tottenham al Arsenal en 1978 pero sólo sumó 16 partidos entre ambos clubs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: