Nuevas generaciones, viejos odios

El duelo del domingo entre el Liverpool y el Manchester United de la FA Youth Cup acabó con varios supportes de los Diablos Rojos detenidos, tangana sobre el césped  y cuatro expulsados.

Siete días después de la victoria (3-1) del Liverpool ante el Manchester United en Anfield, las promesas de ambos equipos se vieron las caras el pasado domingo en los cuartos de final de la FA Youth Cup. Los Diablos Rojos lograron la clasificación al imponerse por 2-3 y levantar un 2-0 en contra, en un duelo en el que parecían todavía latientes acciones como la dura entrada de Jamie Carragher a Nani de la semana anterior, además del eterno odio que ambos se profieren.

Tres supporters del United fueron detenidos y seis de ellos expulsados del estadio debido a los incidentes provocados, en gran medida, por los cánticos alusivos a las tragedias de Hillsborough y Heysel, los dos episodios más negros en la historia del Liverpool.

Sobre el terreno de juego, una calma tensa que hacía preveer que cualquier chispa podía encender a los jugadores en cualquier momento. Los locales, dirigidos por el ex técnico del FC Barcelona Rodolf Borrell, se adelantaron en el marcador con dos tantos de Adam Morgan, pero el partido dio un vuelco con el penalty y la expulsión del defensa ‘Red’  Stephen Sama en el minuto 58 por derribar al capitán del United Ryan Tunnicliffe. El delantero visitante Paul Pogba (que llegó a Manchester envuelto en la polémica procedente del Le Havre francés) lanzó la pena máxima en primera instancia pero vio la segunda tarjeta amarilla por una ‘paradinha’ excesivamente pronunciada en una polémica decisión del colegiado David Cotee. Larnel Cole acortó distancias para el United y el Liverpool se fue del partido. Ravel Morrison, que esta temporada ya ha jugado a loas órdes de Alex Ferguson en la Carling Cup, dio la vuelta al marcador con dos tantos (62′ y 86′).

En el tramo final del partido el capitán del Liverpool e internacional sub’17 con Inglaterra, Conor Coady, y el visitante Tyler Blackett fueron expulsados después de encararse tras disputar un balón. Coady tomó el camino de los vestuarios con la nariz ensangrentada.

El United se medirá ahora al Chelsea, vigente campeón, en semifinales, mientras que el otro finalista se decidirá tras la eliminatoria entre Aston Villa y Sheffield United.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: