El fútbol llora a Gary Speed

El seleccionador galés, de 42 años, fue hallado muerto en su domicilio la mañana de ayer

La triste y trágica muerte de Gary Speed ha conmocionado el mundo del fútbol y especialmente, como es lógico, la Gran Bretaña. Desde que ayer, poco antes del mediodía, se hiciera público que la policía había encontrado al actual seleccionador galés, de 42, años, muerto en su domicilio, no han cesado las muestras de condolencia y los homenajes de figuras relacionadas con el fútbol o de aficionados de todos los colores. “Gentleman”,  “gran jugador” o “gran persona” son algunos de los calificativos más repetidos, e los seguidores de todo el mundo pueden dejar sus comentarios en la cuenta de Twitter @RIPGarySpeed.

Pese a que la policía encontró el cuerpo de Gary Speed en su domicilio de Chester, al noreste de Inglaterra, a primera hora de la mañana y con evidentes indicios de suicidio, la noticia vio la luz poco antes del inicio del partido de Premier entre el Swansea, único representante galés en la máxima categoría, recibiera al Aston Villa. La convulsión por lo inesperado de los hechos era patente en los ánimos del Liberty Stadium en el que se reunían hasta cuatro habituales en sus convocatorias -tres jugadores de los “Swans”, Ashley Williams, Neil Taylor, Joe Allen, y James Collins, del Villa- y el que fuera compañero durante varias temporadas en el Newcastle, Shay Given. El portero irlandés fue protagonista involuntario de una de las imágenes de la jornada, roto entre lágrimas durante el  calentamiento y tras el emotivo minuto de silencio guardado antes del inicio del partido.  La trágica pérdida de Speed se suma a otros tristes casos que también conmocionaron al mundo del fútbol, como el del portero alemán Robert Enke, internacional en el momento de quitarse la vida, o el de Babak Rafati, el colegiado germano que recientemente intentó quitarse la vida antes de dirigir el Colonia-Mainz.

La muerte de Gary Speed, casado y padre de dos hijos, ha provocado, si cabe, un shock todavía mayor al tratarse de un jugador muy respetado y con una dilatada carrera sobre el terreno de juego y un prometedor futuro en los banquillos. Menos de un año atrás fue nombrado seleccionador de Gales y tenía ante sí el reto de dirigir a un joven y apasionante combinado, con Gareth Bale, Aaron Ramey, el portero del “Wolves” Wayne Hennessey, Jack Collison (West Ham) o Joe Ledley (Celtic), al que solo dirigió diez partidos.

Gary Speed, seleccionador de Gales

“Me dieron la trágica noticia de esta mañana. Decir que estoy devastado es un eufemismo”, aseguró el joven capitán de Gales, Aaron Ramsey, a través de Twitter (@aaronramsey). Poco a poco se sucedieron las muestra de dolor, sorpresa, resignación y hasta rabia. Especialmente emotiva fue la del actual técnico del Leeds United, Simon Grayson, con el que Speed compartió muchos momentos en sus primeros años como futbolista: “Firmamos el mismo día por el Leeds y jugamos juntos con el segundo equipo y los reservas”.

La gran leyenda del fútbol galés, Ryan Giggs, compañero durante 13 años en el equipo nacional, manifestó sentirse “devastado”, mientras que el que fuera compañero en el Newcastle, Alan Shearer, señaló que Speed “era una persona magnífica, divertida, brillante, y un maravilloso hombre de familia”. “Me siento orgulloso de haber sido su amigo y le echaremos terriblemente de menos”, añadió.

El responsable de su fichaje por los “Magpies” en 1998, procedente del Everton, y Kenny Dalglish, recordó a su desaparecido ex pupilco como “un futbolista fantástico”. El actual técnico del Liverpool remarcó que “lo más importante es que se trataba de un gran hombre y habrá un montón de gente muy triste por lo que ha sucedido”.

Gary tenía mucho talento y el talento que se convirtió en su trabajo. Los futbolistas están sujetos a todo tipo de estrés y las tensiones de las cosas que suceden en la vida”, manifestó Howard Wilkinson, manager del Leeds campeón en de liga en 1992. Fue, precisamente, en el Leeds con quien firmó su primer contrato profesional en  1988, y con quien debutó en el primer equipo con 19 años. Campeón de la Second Division en 1990, con los de Yorshire sumó 312 partidos antes de firmar por el Everton en 1996, a cambio de 3,5 millones de libras. Gary Speed fue miembro del último gran Leeds, que devolvió el título de la liga a Elland Road, 19 años después, la temporada 1991-92, la última de la antigua First Division antes de la creación de la Premier League. El equipo de Wilkinson, que contaba con jugadores de la talla de Eric Cantona, Gary McAllister, Gordon Strachan, Mel Sterland o Ron Wallace, emuló parte de los éxitos del gran conjunto de Don Revie en los años 70. Una auténtica exaltación de la edad de oro del fútbol británico con futbolistas como los escoceses Billy Bremner, Eddie y Frank Gray, Peter Lorimer y Joe Jordan, ingleses como Paul Madeley, Trevor Cherry, Alan Clarke y Jackie Charlton, galeses como Cliff Jones y Terry Yorath, irlandeses como Johnny Giles.

Gary Speed, campeón de la First Division con el Leeds en 1992

Tras dos temporadas en el Everton firmó por el Newcastle de Dalglish en el que permaneció seis temporadas, antes de empezar su última experiencia al máximo nivel con el Bolton. En el Reebok Stadium fue en el primer jugador en alcanzar los 500 partidos en la Premier League, en 2006 y un año después se convertiría en el único capaz de marcar en todas las ediciones de la refundada primera división inglesa (superado actualmente por Ryan Giggs). A día de hoy sigue siendo el tercer futbolista con más apariciones en la Premier (535), tras David James (573) y el propio Giggs (576).

Su última etapa como futbolista la disfrutó en el Sheffield United en el que jugó cedido en 2007 antes de fichar de forma permanente en 2008. Retirado en mayo de 2010, pasó a ser miembro del staff técnico del equipo de Bramall Lane y se hizo cargo del equipo en agosto, tras la marcha de Kevin Blackwell, hasta que fue nombrado seleccionador galés el pasado mes de diciembre.

Además de proclamarse campeón de la First Division con el Leeds, Speed conquistó la Charity Shield de 1992. La suerte le fue adversa en la final de la Copa de la Liga perdida con los de Yorkshire en 1996 ante el Aston Villa (3-0). Tampoco pudo conquistar la FA Cup al perder dos finales con la camiseta del Newcastle, en 1998 y 1999, ambas por 2-0, ante Arsenal y Manchester United, respectivamente. Con el Bolton también quedó a las puertas del éxitos y cayó derrotado en la final de la Copa de la Liga de 2004 ante el Middlesbrough (1-2).

A nivel internacional, Speed decidió dejar la selección de Gales en 2004, coincidiendo con el último partido de Mark Hughes al frente del equipo. Con 85 apariciones, es segundo en el ranking histórico de internacionalidades con el combinado galés tras el célebre ex portero del Everton, Neville Southall.

Descanse en paz. Gary Speed, 1969-2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: