Fin del histórico record de Brad Friedel

El guardameta del Tottenham se pierde su primer partido en ocho temporadas y deja su marca personal en 310 encuentros consecutivos

Leo en la divertida cuenta de Twitter Sport Jokes que cuando Brad Friedel no jugó su último partido de Premier League en 2004 Facebook contaba con unos 200 usuarios registrados, el iPhone ni siquiera existía, Yasser Arafat, el Papa Juan Pablo II o Slobodan Milosevic seguían en vida, Jack Wilshere, la gran esperanza del Arsenal, tenía doce años y ese primer gran fenómeno mundial de la fiebre de las series, Lost, no había comenzado a emitirse en TV (un servidor empezaba el último curso de la inútil carrera de periodismo). Y es que el portero norteamericano, ahora en el Tottenham, jugó hasta ayer 310 partidos consecutivos.

En la tarde de ayer, el técnico del los Spurs, André Villas-Boas, optó por dar la titularidad a Hugo Lloris, fichado este verano procedente del Olympique de Lyon por 8 millones de libras. El internacional galo ya había defendido la portería londinense en Europa League, pero todavía no se había estrenado en la Premier. Pese a la inversión en el francés, Friedel, de 41 años, mantenía su puesto avalado por la gran temporada realizada el año pasado y por las actuaciones en la presente, previas a la llegada de Lloris a White Hart Lane el día del cierre del mercado. Incluso compañeros, como Benoit Assou-Ekotto, defendieron el merecido derecho del americano de ser titular y retaron al galo a ganarse el puesto.

El partido, que finalizó con triunfo 2-0 de los Spurs ante el Aston Villa, acabó con un récord histórico que comenzó el 14 de agosto de 2004, ocho años atrás, cuando Friedel, por entonces ya veterano con 33 años, disputó con el Blackburn Rovers un encuentro ante el West Bromwich en Ewood Park que terminó con tablas (1-1).

El guardameta de Ohio comenzó su andadura en Inglaterra en 1997 en las filas del Liverpool. Previamente, en 1994, había alcanzado un acuerdo con el gran Newcastle de Kevin Keegan con el que no pudo debutar al no obtener en permiso de trabajo. Tras pasar por Galatasaray y el Columbus Crew americano, Friedel permaneció tres temporadas en Anfield, hasta que en el año 200 firmó por el Blackburn de Graeme Sounsess. Con los Rovers conquistó su único título en Inglaterra, la Copa de la Liga de 2002, en la que fue elegido Mejor Jugador de la Final. Tras ocho temporada en Ewood Park, recaló en el Aston Villa en 2009 en el que jugó hasta firmar por el Tottenham en verano de 2011.

@cescguimera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: