El técnico que murió al pie del cañón

Jock Stein guió al Celtic en los mejores años de su historia. Hombre de fútbol desde la cuna perdió la vida en 1985 como seleccionador escocés, tras un partido contra Gales

Fue el pionero. Abrió la tradición de grandes técnicos escoceses que han escrito las páginas más gloriosas en el relato del fútbol británico. Jock Stein enseñó el camino a Matt Busby, a Bill Shankly, y su hijo predilecto, Alex Ferguson, defiende y honra su figura en el Manchester United, en tiempos en el que este deporte poco tiene que ver con el que Stein conoció a mediados del siglo XX. El técnico que hizo grande al Celtic, rival mañana del Barcelona en la Liga de Campeones, como gran alegoría de una vida dedicada al fútbol, falleció en 1985 tras un partido de Escocia ante Gales.

Era el 10 de septiembre. Stein se había hecho cargo del combinado escocés en 1979, con el que alcanzó el Mundial de España 82 -en el que ya tenía 72 años- donde no pudo superar la fase de grupos al caer derrotado ante Brasil (1-4), empatar con la URSS (2-2) y vencer a Nueva Zelanda por 5-1. Escocia buscaba el billete para México 86 emparejada con España, Islandia y sus vecinos galeses. Una derrota en Hampden contra Gales complica la lucha por la segunda plaza de la liguilla que da acceso a una repesca contra el campeón de Oceanía. Con el equipo español líder, Escocia viaja a Cardiff con la necesidad de sumar un punto para asegurarse el segundo puesto.

El partido se disputa en Ninan Park -desde 1910 hasta 2009 casa del Cardiff City- y comienza bien para los locales, dirigidos por Mike England, que se adelantan con un tanto de Mark Hughes. Escocia no funciona. Stein y su entonces ayudante Alex Ferguson deciden arriesgar con un controvertido cambio que a la postre será decisivo para lograr el necesario empate. Gordon Strachan, uno de los referentes del equipo y figura del Manchester United, es reemplazado por Davie Cooper,  jugador del Rangers, de mucho menor calado. Pero un penalti por manos transformado por el propio Cooper a nueve minutos del final dará a Escocia la segunda plaza.

Con el pitido final Stein se desvanece y es traslado por la policía y las asistencias a las dependencias del campo para ser atendido. Mientras los jugadores y la afición celebran el pase de Escocia a la repesca, Big Man, como era conocido, fallece de un infarto en el mismo estadio.

Ferguson tomó las riendas de aquel equipo al que logró la clasificación para la cita de México después de eliminar a Australia en la repesca (2-0 y 0-0). En el Mundial, sin embargo, Escocia tampoco logrará superar la primera fase al caer ante Dinamarca y la RFA y empatar con Uruguay.

Nacido en Burnbank (Escocia), hijo de un minero de Lanarkshire, Jock Stein fue el hombre que rompió con la hegemonía del Rangers en el fútbol escocés de los 60. Dirigió al Celtic (1965-1978) en el mejor período de su historia.  Alcanzó un record no igualado de nueve títulos de liga consecutivos, de 1966 a 1974, incluyendo dos tripletes, y convirtió a los Hoops en el primer equipo británico en conquistar la Copa de Europa en 1967. Anteriormente, como jugador del Celtic (1951-57) ya había levantado una Liga (1954) y una Copa (1957).

Con un equipo formado solo por jugadores escoceses nacidos en Glasgow y sus alrededores, el 25 de mayo de 1967 el Celtic derrotó 1-2 al Inter de Milán de Helenio Herrera, en la final disputada en el Estadio Nacional de Lisboa. Los Leones de Lisboa, liderados en el terreno de juego por el pequeño (1,58 m.), endemoniado y hábil extremo Jimmy Johnstone, se impusieron a un conjunto milanés sin Luis Suárez, con tantos de Tommy Gemmell (62’) y Stevie Chalmers (85’) que dieron la vuelta al gol inicial de penalti de Sandro Mazzola (7’), para inscribir el Celtic en un palmarés que solo conocía cuatro nombres; Real Madrid, Benfica, el propio Inter y el Milan.

Más allá de Parkhead, solo uno de los 26 títulos conquistados no lo logró con el Celtic, la Copa de 1961 ganada con el Dunfermline. Curiosamente, en 1978, Jock Stein dirigió al Leeds United durante 44 días, los mismos que estuvo en el cargo Brian Clough y que dieron lugar a la novela de David Peace The Damned United (2006) adaptada posteriormente a la gran pantalla.

“You’re inmortal” le dijo Bill Shankly tras aquella mágica noche en Lisboa. No se equivocó el que fuera artífice del gran Liverpool, el legado de Stein sigue vivo y su nombre siempre figurará entre los más grandes que han pasado por un banquillo.

@cescguimera 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: