La parada imposible de Banks a Pelé

La parada imposible de Banks a PeléBrasil visita Wembley en el marco de los 150 años de historia de la FA

Dos guardametas figuran en la lista de Roy Hodgson para medirse a Brasil; Joe Hart y Jack Butland. Inglaterra está convencida haber encontrado en el portero del Manchester City la estabilidad que lleva años buscando y si por algún motivo Hart se contagia de esa extraña fatalidad que persigue a los defensores del marco inglés, parece que Butland, de 19 años, es un recambio de garantías. Juega en segunda con el Birmingham City, pero ya ha firmado con el Stoke de cara a la próxima campaña. Y es que Inglaterra pasó de presumir de la abundancia bajo los palos con Gordon Banks, Peter Shilton o Ray Clemence, a casi avergonzarse de las tragedias nacionales interpretadas por David James, Paul Robinson, Scott Carson, Chris Kirkland o Ben Foster. En aquellos tiempos de gloria, Banks protagonizó ante Brasil uno de los momentos más recordados en la historia de los Munidales. Una parada imposible a Pelé, que merece ser recordada en motivo la visita de la Canarinha a Wembley dentro de los actos del 150 aniversario de la Football Association.

Fue el 7 de junio de 1970. Inglaterra había viajado al Mundial de México como vigente campeona del mundo y Sir Alf Ramsey contaba con parte del mismo bloque que cuatro años antes había permitido a Bobby Moore recoger la copa Jules Rimet de la mano de la Reina Elizabeth II. La suerte emparejó a los ingleses con Brasil, Rumanía y Checoslovaquia en el fase de grupos, con lo que el duelo entro los inventores del fútbol y los artífices del fútbol más harmónico y estéticamente atractivo visto hasta entonces se presentaba como el más esperado de las primeras fechas del campeonato. Los brasileños llegaban a la cita con un equipo liderado en el terreno de juego por Carlos Alberto y con una de aquellas delanteras que se recitan de carrerilla: Jair, Gerson, Tostao, Pelé y Rivelino.

En el minuto diez minutos de la primera parte, una internada por la derecha de Jairzinho terminó con un centro sobre la línea de fondo, rematado por Pelé en segundo palo, con un salto impetuoso y con un cabezazo académico, destinado a abrazar al red a no ser por la milagrosa intervención de Banks. El guardameta recuperó la posición, voló hacia el balón y ante la estupefacción general logró enviarlo a córner con la yema de los dedos, cuando el esférico se encontraba en plena trayectoria ascendente después de botar en el césped. La mejor parada de todos los tiempos.

Brasil acabaría imponiéndose 1-0 con un tanto de Jairzinho, pero ambos conjuntos alcanzaron las eliminatorias. Inglaterra cayó en cuartos de final ante Alemania en un partido que Banks no pudo disputar por fiebre y en el que Peter Bonetti, del Chelsea, inauguró una serie de catastróficos errores en la portería inglesa, que crearía escuela de cara a posteriores grandes citas (Seaman en Corea-Japón 2002, Green en Sudáfrica 2010 o Carson en el partido en que los Pross quedaron fuera de la Euro 2008). Bonetti fue incapaz de atrapar un inocente disparo de Beckenbauer, primer paso para que la RFA remontara un 0-2 y acabara imponiéndose en la prórroga 3-2. Brasil, por su parte, alcanzó el tercer título tras dejar en el camino a Perú y Uruguay y derrotar a Italia en la final.

Gordon Banks fue durante nueve años indiscutible en la portería inglesa. Supo reponerse a uno inicio complicado en el fútbol semiprofesional. De ser despedido del Rawmarsh Welfare de la Yorkshire League por encajar quince goles en dos partidos pasó a convertirse en un fijo para Alf Ramsey (debutó en su segundo partido como seleccionador) y a ser considerado el segundo mejor guardameta del siglo por detrás de Lev Yashin y por delante de Dino Zoff. Nacido en Sheffield (20-12-1937), El Chino sumó 73 internacionalidades, en las que Inglaterra solo perdió nueve partidos, y a nivel de clubs destacó en el Leicester, donde ganó dos FA Cups en tres años (1961 y 1963) y en el Stoke City, al que llegó en 1967 con la condición de campeón del mundo y tras un traspaso de 52.000 libras, una cantidad considerable al tratarse de un portero. El ocaso de su carrera lo vivió en Estados Unidos, en la artificial North American Soccer League por que pasaron el propio Pelé, Beckenbauer, Chinaglia, Carlos Alberto o Cruyff, y en la que militó en el Ford Lauderale, en el que también jugó George Best.

El primer duelo entre Inglaterra y Brasil se remonta a 1956. Entonces el combinado inglés liderado por Sir Stanley Matthews, ya con 41 años, se impuso a la canarinha por 4-2. Posteriormente ambos conjuntos se han visto las caras, por ejemplo, en la fase de grupos del Mundial 58 (0-0), cuatro años más tarde en Chile, con victoria de Brasil en cuartos 3-1 con dos goles de Garrincha o el en Mundial 2002, de nuevo en cuartos y con victoria sudamericana (1-2). El último triunfo inglés ante Brasil se remonta a un amistoso en Wembley en 1990, decidido con un gol de Gary Lineker.

Publicado en Fútbol Británico

@cescguimera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: