archivo

Archivo de la etiqueta: Brian Clough

Varios meses después del estreno en el Reino Unido, ya se puede ver en las salas de todo el Estado el biópic sobre el polémico paso de Brian Clough por el Leeds United

Hoy se estrena en España The Damned United la película que narra los 44 polémicos días que Brian Clough estuvo al frente del Leeds United en 1974. Dirigido por Tom Hooper y con Michael Sheen (“El desafío Frost contra Nixon” y “The Queen”) en el papel del controvertido técnico, el film se adentra en uno de los episodios más particulares en la vida de uno de los personajes más importantes en la historia del fútbol británico.

The Damned United

Clough llegó al Leeds, campeón de aquella temporada, en el verano de 1974 para sustituir a Ron Revie, que dejó el cargo para hacerse cargo de la selección de Inglaterra. Con Revie, además del título de 1974, el club de Elland Road también había logrado la Liga de 1969, la FA Cup de 1972, una Copa de la Liga (1968) y dos Copas de Ferias (1968 y 1971) y el protagonista de The Damned United se encontró con un vestuario marcado por el éxito y los métodos de su antecesor en el que no pudo imponer su sello particular.

Los enfrentamientos con la plantilla acabaron con Clough, que además no mantenía una buena relación personal con Revie, fuera del Leeds en 44 días. “Una día muy triste… para el Leeds United” según las palabras del propio Clough. Sin duda, uno de los más grandes.

Brian Clough (II): Ganó ligas con el Derby County y el Nottingham Forest y dos Copas de Europa con el ‘Forest’, pero Brian Clough nunca conquistó la Copa de Inglaterra

Jornada copera en Inglaterra. Wembley será el escenario de las semifinales que entre hoy y mañana enfrentarán al Chelsea con el Arsenal y al Manchester United con el Everton. Uno de los cuatro inscribirá, de nuevo, algunos nombres en la historia de la competición futbolística más antigua del mundo. Desde 1871, la Cup ha dejado detrás de si un listado de nombres ilustres tanto de técnicos como de jugadores en el que, curiosamente, no figura uno de los más importantes de la historia del fútbol inglés: Brian Clough.

El controvertido técnico que llevó a un modesto como el Nottingham Forest a lo más alto de Europa durante dos temporadas consecutivas y que logró dos títulos de Liga (Derby County: 1972 y ‘Forest’; 1979), entre otros, nunca pudo saborear la gloria copera.

Brian Clough y Terry Vanables saltan al césped de Wembley

Su única oportunidad llegó en 1991, cuando los éxitos del de los rojos de Nottingham quedaban ya lejos. Clough condujo a su equipo hasta Wembley donde se mediría al Tottenham de Terry Venables. Pese a que el ‘Forest’ se adelantó en el marcador por mediación de Stuart Peerce (16’), los ‘Spurs’ lograrían llevarse el título gracias a los tantos de Paul Stewart (56’) y Des Walker en propia meta.

La final, sin embargo, pasará a la historia por la criminal entrada de Paul Gascoigne que destrozó la rodilla de Gary Charles. Era la época del mejor ‘Gazza’, brillante en el camino hacia Wembley. Su golazo de falta ante el Arsenal, el primer North London Derby en unas semifinales de la Cup, todavía pervive entre los mejores recuerdos del talentoso y díscolo centrocampista sobre el terreno de juego.

Brian Clough (I): Casi tres décadas en los banquillos sirvieron para que el controvertido técnico viera pasar por sus manos a infinidad de jugadores. El éxito de muchos de ellos estuvo directamente vinculado a la figura del de Middlesbrough y otros fueron los protagonistas involuntarios de sus particulares métodos. A continuación presentamos el once de sueño de Clough entre 1965 y 1993.

1. Peter Shilton

Una elección cantada. El guardameta jugó más de 200 partidos a las órdenes de Clough en el Nottingham Forest entre 1977 y 1982. Considerado uno de los mejores porteros de la historia de Inglaterra y poseedor del record absoluto de internacionalidades, 125, el de Leicester fue vital en la conquista de las dos Copas de Europa y el título de Liga que figuran en las vitrinas del City Ground.

2. Viv Anderson

Otro clásico del ‘Forest’ en el lateral derecho. Jugó 328 partidos a las órdenes del técnico durante la década que permaneció en Nottingham.

5. Roy McFarland

El central formado en el Tranmere Rovers llegó al Derby County en 1967 de la mano de Brian Clough y su habitual asistente Peter Taylor. Permaneció en los ‘Rams’ hasta 1981, período en el que ganó la liga de Clough en 1972 y la de 1975. Jugó 242 partidos a las órdenes del técnico de Middlesbrough y defendió en 28 ocasiones la camiseta de Inglaterra.

6. Colin Todd

El acompañante de McFarland en el centro de la zaga estuvo doblemente ligado a Clough. Vistió la camiseta del Derby County en más de un centenar de ocasiones entre 1971 y 1978 y volvió a coincidir con el técnico en Nottingham ente 1982 y 1984. También será recordado por protagonizar involuntariamente uno de los célebres episodios en la controvertida carrera de Clough. El mismo día que hacía público que renunciaba a su fichaje por los ‘Rams’ por no poder afrontar el coste, el manager mandaba un telegrama al propietario del equipo anunciándole que hacía efectiva su contratación.

3. Stuart Pearce

El actual seleccionador inglés sub’21 es el elegido para ocupar el lateral izquierdo. Clough lanzó su carrera internacional cuando el ex técnico del Manchester City firmó por el Nottingham Forest procedente del Coventry City en 1985. Dos años más tarde debutaba con Inglaterra hasta sumar 78 partidos. Jugó 259 a las órdenes del técnico.

10. Martin O’Neill

Otra elección indiscutible para la banda derecha del centro del campo. El actual entrenador del Aston Villa estuvo presente en todos los éxitos del ‘Forest’ . Permaneció en el equipo entre 1971 y 1981.

Trevor Francis y Brian Clough

4. John McGovern

La carrera del mediocentro escocés estuvo ligada a la de Brian Clough como la de ningún otro futbolista. Debutó a los 16 años cuando el técnico dirigía al Hartlepool United y posteriormente su vinculación prosiguió en el Derby County, el Leeds United y en el ‘Forest’, del que fue capitán en la etapa gloriosa. Con 18 años se convirtió en el jugador más joven en jugar en las cuatro divisiones de la Football League.

8. Roy Keane

El irlandés hubiera formado un tándem perfecto con McGovern en el centro del campo. El ex capitán del Manchester United se curtió a las órdenes de Clough en el ‘Forest’ entre 1990 y 1993, antes de convertirse en una leyenda de Old Trafford.

11. John Robertson

La del interior izquierdo es una carrera salvada por el técnico. Cuando Clough firmó por el ‘Forest’ Robertson estaba en la lista de transferibles pero acabó convirtiéndose en uno de los mejores interiores del mundo. Además de por su exitosa trayectoria en Nottingham -en el que jugó 243 partidos de forma consecutiva- el escocés será recordado por ser el autor del gol con el que su selección derrotó a Inglaterra en el Mundial de 1982.

9. John O’Hare

Otro de los favoritos del técnico no podía faltar en la punta de ataque de este particular Dream Team. Clough lo fichó para el Derby County procedente del Sunderland en 1967 y posteriormente se lo llevó al Leeds. Tras los míticos 44 días en Elland Road de 1974, el técnico logró su contratación por el ‘Forest’ en febrero de 1975.

7. Trevor Francis

El delantero sólo jugó en el Nottingham Forest entré 1979 y 1981. Marcó el gol de la victoria ante el Malmoe (1-0) en la final de la Copa de Europa de 1979 y se perdió la de 1980 por una lesión en el tendón de Aquiles. Sin embargo, la etapa del delantero a las órdenes de Clough será recordada por su traspaso procedente del Birmingham City, oficialmente, el primero en alcanzar el millón de libras. En un intento para evitar que la marca se le subiera a la cabeza al delantero, el técnico aseguraba que el precio pagado por sus servicios era de 999.999 libras. Clough no contó que con los impuestos el fichaje superó el 1.100.000.

Es de sobras conocido, pero uno no puede evitar sentir envidia al ver como el fútbol forma parte de la cultura británica del mismo que la música pop, el cine o la literatura. The Damned United es una nueva muestra de ello, y algo impensable nuestro Estado. El film, dirigido por Tom Hooper y con el guión a cargo de Peter Morgan (The Queen o El Último Rey de Escocia), narra el convulso paso del mítico técnico Brian Clough por el Leeds United. Concretamente los 44 días en los que el hombre que convirtió al Nottingham Forest en el rey de Europa se sentó en el banquillo de Elland Road.

Clough llegó al Leeds en verano de 1974 en sustitución de Don Revie, nombrado seleccionador inglés. Una decisión sorprendente por las malas relaciones entre ambos marcadas el “desprecio” que el nuevo técnico había asegurado sentir por el juego de su antecesor en el cargo. Quizá por ese motivo su relación con la directiva y las estrellas del equipo estuvo marcada por continuas tensiones que acabaron con la destitución tras sólo seis partidos y con el equipo hundido en la tabla con cuatro puntos sobre 12 posibles. El día de su marcha aseguró que “era un día muy triste… para el Leeds United.”

brianclough1970s

Sobre Clough está todo dicho. Su historia es de aquellas que cumplen el tópico que la realidad supera la ficción. Su leyenda empezó a cimentarse en 1968, cuando se sentó en el banquillo del Derby County al que llevó a la conquista del título de Liga en 1972. Pero sin duda será recordado eternamente por convertir a un modesto como en Nottingham Forest en el gran dominador del fútbol europeo. Con Peter Shilton, Trevor Francis, John Robertson o Kenny Burns a sus órdenes, en sólo tres años, logró de forma consecutiva, el ascenso a la máxima categoría, el título de Liga (1978) y dos Copas de Europa (1979 y 1980).

Brian Clough será recordado eternamente como un personaje con una personalidad y una filosofía del fútbol única. Capaz de ser un acérrimo defensor del juego limpio y de no dudar en realizar polémicas declaraciones como cuando acusó a la Juventus de amañar el partido que les costó la eliminación de la Copa de Euripa de 1973. A su historia, además, no le falta cierto grado de tragedia por el profundo grado de alcoholismo que le obligó a dejar el fútbol en 1993 y que todavía sufría cuando falleció en 2004, año en el que se levantó una estatua en su honor en el centro de Nottingham.

 

“Me he peleado con tanta gente que no se a quién darle la mano antes de cada partido”. Esto basta para resumir al gran Roy Keane, uno de los mejores mediocentros que ha dejado el fútbol de las Islas en las últimas décadas y con una vida marcada por sus continuas polémicas y trifulcas fuera de los terrenos de juego, problemas con el alcohol, unos orígenes vinculados al boxeo, una espantosa revancha deportiva, pero  con un compañerismo y liderazgo fuera de lo común. Keane ha sido el gran capitán de la era Ferguson… aunque dicen que el propio Sir Alex le temía.

Nacido el 10 de agosto de 1971 en el barrio de Mayfield, en Cork, Roy Keane tuvo una infancia marcada por la austeridad propia de una humilde familia irlandesa de la época. Consciente de que los estudios no iban con él, probó suerte con el deporte e incluso llegó a participar en algunos combates de boxeo. Sin embargo, optó por el fútbol y a los 18 años firmó su primer contrato profesional con el Cobh Ramblers irlandés.

Superadas las dificultades iniciales y tras algunos pequeños fracasos a la hora de dar el salto al fútbol inglés, Keane acabó firmando su primer gran contrato con el Nottingham Forest, todavía dirigido por el mítico Brian Clough, el manager que llevó al equipo a la conquista del título de Liga inglés en 1978 y de la Copa de Europa en 1979 y 1980. Clough, que permaneció en el banquillo del City Ground entre 1975 y 1993, dio al irlandés su primera gran oportunidad en un partido de la FA Cup. Era 1990, y aquel joven tuvo que acabar limpiando los zapatos del gran jefe del Forest después del partido. Pero a la semana siguiente ya fue titular en Liga…y no dejó el puesto

Después de tres temporadas en Nottingham, Keane firmó por el Manchester United, club en el que se convertiría definitivamente en uno de los grandes ‘bad boys’ del fútbol inglés, pero en el que también se consagraría como uno de los mejores centrocampistas de los últimos tiempos. Sir Alex Ferguson sabía lo que se hacía cuando pagó por él más o menos el equivalente a seis millones de euros. Durante doce temporadas y media en Old Trafford, el irlandés se convirtió en uno de los jugadores preferidos por los supporters y deportivamente lo conquistó todo.

Pero durante su etapa en el Teatro de los Sueños Keane protagonizó un gran número de polémicas peleas en pubs y clubs que repercutieron directamente en su carrera. La peor, antes de la final de la Champions en el Camp Nou en la que acabó en la cárcel tras la batalla que se organizó por no invitar a dos chicas a una ronda. Verse entre rejas siendo el gran capitán del equipo antes de una cita tan importante y en una campaña histórica para los ‘red devils’ (que conquistaron la Premier, la FA Cup y la Copa de Europa) le hizo sentar la cabeza y los problemas fuera del campo pasaron a un segundo plano. Por cierto, no estuvo en la final de Barcelona ante el Bayern por sanción tras una entrada a Zinedine Zidane, entonces en la Juventus, en semifinales.

Pero dentro del campo Keane todavía tenía que protagonizar uno de los episodios más escabrosos de su carrera. Los hechos se remontan a 1997, cuando el irlandés después de otra noche movida en un hotel de Leeds se rompió los ligamentos de la rodilla al intentar hacer una entrada al noruego Alf Inge Haaland que se dirigió al él increpándolo y tachándolo de mentiroso. Pasaron cuatro años y el nórdico dejó el Leeds United para recalar en el Manchester City. Era el derby de la ciudad y la ocasión perfecta para tonarse la revancha. A las primeras de cambio, Keane le rompió la pierna al noruego premeditadamente y le dedicó un “¡Jódete cabrón! Ya no volverás a reírte de mi por lesiones fingidas”, antes de dirigirse a los vestuarios si ni siquiera esperar a que el colegiado le mostrara la roja… Keane fue sancionado con cinco partidos de suspensión y una multa de 245.000 euros.

Su salida del United tampoco fue ajena a la polémica tras cargar duramente contra el propio Ferguson y contra el sector joven de la plantilla encabezado por John O’Shea, Darren Fletcher, Liam Millar, Kieron Richardson o Alan Smith. Keane quizá era consciente que era la única forma de salir de Old Trafford y dar sus últimos coletazos futbolísticos en el club de los amores de todo irlandés, el Celtic de Glasgow, en el que sólo estuvo media temporada por los problemas físicos pero en el que ganó dos títulos más.

Su trayectoria con el equipo nacional irlandés tampoco fue plácida, El principal conflicto lo tuvo con el seleccionador Nick McCarthy al que calificó de “hijo de puta inglés” antes del Mundial de Japón y Corea de 2002, motivo por el que fue expulsado del equipo. De la mano de Brian Kerr volvió para las eliminatorias del Mundial de Alemania.

Esta es la historia de Roy Keane, un crack consciente de sus limitaciones y que se hizo grande a base de carácter y trabajo. Su polémica vida fuera de los campos de fútbol marcó la trayectoria de un personaje fascinante ídolo de la afición del Manchester United y al que el mismísimo Morrissey dedicó una canción: “I Keano”.

Su palmarés

Manchester United

7 x Premier League

1994, 1996, 1997, 1999, 2000, 2001, 2003

4 x FA Cup

1994, 1996, 1999, 2004,

4 x FA Community / Charity Shield

1993, 1996, 1997, 2003

1 x Champions League

1999

1 x Copa Intercontinental

1999

Celtic FC

1 x Scottish Premier League

2006

1 x Scottish League Cup

2006