archivo

Archivo de la etiqueta: Cardiff City

Milija Aleksic, guardameta del Tottenham recientemente fallecido, se convirtió en el protagonista de la imagen más recordada de Robin Friday

Robin Friday es un secreto a voces. Un futbolista de leyenda que paseó su talento a la altura de los más grandes por las categorías semiprofesionales del fútbol inglés. El conocido relato de la oportunidad perdida, del hedonismo como forma de vida. Del futbolista nacido en Acton, Londres, existe poco material gráfico. Es prácticamente imposible disfrutar de grabaciones de sus hazañas con el balón en los pies, o encontrar alguna fotografía de su paso por el Reading y el Cardiff City. La imagen más icónica que se conserva, Friday aparece realizando la V-Sign durante su etapa con los Bluebirds. Pues bien, el destinatario de esta despectivo gesto propio de la cultura británica (el equivalente a un corte de magas o una peineta), el guardameta Milija Aleksic, falleció el pasado día 17 a los 61 años.

Nacido en Newcastle y de padre yugoslavo, la carrera deportiva de Aleksic puede considerarse más que digna, iniciada en el Port Vale en 1968, y en la que sumó más de 130 partidos como profesional. El mayor logro deportivo llegó con la camiseta del Tottenham (1979-82) con la conquista de la FA Cup de 1981 en la que los Spurs se impusieron al Manchester City (1-1 y 3-2 en el replay) con un equipo en el que también militaban Chris Houghton, actual técnico del Norwich City, Ricardo Villa, Olvaldo Ardiles, Steve Archibald o Glenn Hoddle.

La historia reunió a Milija Aleksic y Robin Friday el sábado 18 de abril de 1977. El Luton visitaba Ninian Park y ambos jugadores tuvieron un encontronazo después de una plancha del centrocampista sobre el guardameta, que rechazó las pertinentes disculpas de un jugadorencasillado como provocador y desafiante con los rivales. Pocos segundos después, el habilidoso punta robó un balón a la defensa y superó a Aleksic. Con el meta todavía en el suelo, se revolvió hacia él y le dedicó un gesto que ha pasado a la historia. Un gesto que resume lo que fue Robin Friday, un talento indomable, que por cierto no acabó ese partido por molestias en la rodilla ocasionadas, supuestamente, en el incidente con su particular rival de la tarde.

Robin Friday, que fallecido en 1999 a los 38 años por problemas derivados del consumo abusivo de drogas y alcohol, ha pasado a la historia como una figura de culta del fútbol underground. Especialmente recordado en Cardiff, la banda local Super Furry Animals le dedicó su single “The Man Don’t Give A Fuck” (“El Hombre Al Que No Le Importaba Nada”) en 1996 ilustrado en la portada con su histórico gesto a Aleksic.

@cescguimera

Anuncios

La extravagante banda galesa dedicó en 1996 el single “The Man Don’t Give a Fuck” al ex jugador de Reading y Cardiff

Robin Friday merece, y lo tendrá, un capítulo especial. Este futbolista desconocido es el protagonista de uno de los mejores libros publicados sobre fútbol, The Best Footballer You Never Saw, The Robin Friday Story (1998), escrito por el conocido periodista musical inglés Paolo Hewitt y el que por entonces era bajista de Oasis Paul “Guigsy” McGuigan.  Friday es el George Best de las categorías semiprofesionales inglesas, un tipo que no se casó con nada ni con nadie y que vivió en el exceso. Una leyenda del Reading que disfrutaba en la vida como en el fútbol, y que si hubiera querido podría haber protagonizado una exitosa carrera en la máxima categoría y en la selección. Pero no quiso. Alejado ya del fútbol, murió de un ataque al corazón en la navidades de 1990.

Después de deslumbrar en Elm Park, Robin Friday disputó una veintena de partidos con el Cardiff City entre 1976 y 1978 y también dejó un recuerdo imborrable en privilegiados aficionados ‘Bluebirds’ que disfrutaron de su calidad en Ninian Park. Años después su nombre sigue protagonizando algunas de las conversaciones más entusiastas en los pubs de la capital galesa.

El irrepetible Robin Friday

Por este motivo, la banda de Gales Super Furry Animals dedicó a Robin Friday el single “The Man Don’t Give a Fuck”, lanzado el 2 de diciembre de 1996 y no perteneciente a ningún álbum. El tema había sido incluido previamente como cara-B del sencillo “If You Don’t Want Me To Destroy You”, correspondiente a su disco de debut Fuzzy Logic (1996).

Robin Friday es el protagonista de la portada de la primera edición en una imagen en la que aparece realizando la “V sign” al portero del Luton Town Milija Aleksic, en su etapa en el Cardiff City. Fue diseñada por Toby Egelnik a través de la instantánea de David Jones, en el South West Echo. El “artwork” del sencillo incluye también una dedicatoria en memoria de Friday “and his stand against The Man”. El tema ha sido elegido, recientemente, en el número 66 de las 150 Mejores Canciones de los Últimos 15 años por la revista NME.

La portada del single

Gracias a su pop exuberante alejado de los convencionalismos británicos de mediados de los 90, Super Furry Animals son todavía una de las propuestas más interesantes de la época. Gruff Rhys (voz y guitarra), Gruff Rhys (voz y guitarra) Cian Ciaran (teclados), Huw “Bumpf” Bunford (guitarra y voz), Guto Pryce (bajo) y Dafydd Ieuan (batería) sorprendieron por el temario extravagante, los reflejos luminosos y los cambios ritmos inesperados de Fuzzy Logic, editado por el célebre sello Creation.

Antes, estos atrevidos galeses ya habían mostrado matices de su música expansiva, con tintes de neopsicodelia, pop y punk en un EP previo editado en 1993, ríete de Sigur Rós, titulado lanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch (In Space). En el año 2000, con Mwng, se atrevieron, incluso, con un repertorio expresado íntegramente en lengua galesa.

Polémico y talentoso, Craig Bellamy da un giro inesperado a su carrera y rechaza el fútbol de alto nivel para incorporarse al equipo de su vida, el Cardiff City.

“Me fui de casa a los 15 años. Siempre he querido volver”. Esto explica porqué anoche Craig Bellamy no estaba sobre el césped del Stade de Suisse de Berna jugándose la clasificación para la Liga de Campeones con el Tottenham y si en la sala de prensa del nuevo Cardiff City Stadium. La utopía se hacía realidad y el delantero galés, pretendido, además de los ‘Spurs’, por Everton, Fulham o Celtic, rechazaba el fútbol de elite (y sus consecuentes mejores emolumentos) para recalar en el equipo de su vida, el Cardiff City del Championship, la segunda división inglesa.

Bellamy fue excluido por el Machester City de la lista de 25 jugadores inscritos para disputar la Premier League según la nueva reglamentación pese a haber sido uno de los mejores jugadores del equipo la pasada campaña. El galés, no cumple con el estereotipo de estrella que se busca ahora en los ‘Citizens’ y sus aptitudes futbolísticas han sido desestimadas ante nombres de más glamourosos como los de Carlos Tévez, Emmanuel Adebayor, Mario Balotelli o David Silva.

La llegada del galés al Cardiff City parecía más complicada todavía por los problemas económicos de los ‘Bluebirds’ incapaces de afrontar el pago de 1750.000 libras al Motherwell escocés por la compra de  de Paul Quinn en 2009. Sin embargo, el deseo de Bellamy, (nacido en Trowbridge, Cardiff, el 13 de julio de 1979) de volver a casa y reunirse con su mujer y sus dos hijos residentes en la capital del País de Gales ha prevalecido ante todas las opciones y adversidades.

La carrera de Craig Bellamy ha movido más de 45 millones de libras en traspasos. Y es que el Cardiff City será el noveno equipo en la carrera del galés. El delantero ha sido un fijo de la Premier League desde la temporada 2000-01 en la que recaló en el Coventry procedente del Norwich City, exceptuando los cinco meses de cesión al Celtic en 2005 durante su etapa en el Newcastle (2001-05). Además, también ha jugado en el Blackburn Rovers (2005-06), el Liverpool (2006-07) y el West Ham (2007-09), equipo del que fue vendido al City.

El balón empezó a rodar el pasado viernes en el Championship con la victoria del Warford ante el Norwich City (2-3) en Carrow Road. Con menos glamour pero con la misma pasión que la Premier League, la segunda división inglesa ofrece fútbol de primer nivel y este año, además, un interés en alza por la igualdad y la falta de claros favoritos para el ascenso. A continuación, ofrecemos un repaso por los principales focos de atención e interés a los que habrá que prestar especial atención durante los próximos nueve meses.

FAVORITOS

Middlesbrough

El gran candidato al ascenso. El ‘Boro’ es el único conjunto que parece un peldaño por encima del resto, pero el fútbol, que jamás se rige por la lógica y las matemáticas, ya dejó la primera sorpresa con la victoria (1-3) del Ipswich de Roy Keane en Riverside el pasado sábado. Gordon Strachan, técnico del Celtic entre 2005 y 2009, ha apostado por el mercado escocés del que es gran conocedor, para reforzar al equipo. En enero ya llegaron Scott McDonald y Barry Robson (Celtic) y ahora destaca la llegada del delantero del Rangers Kris Boyd, autor de 26 goles en 40 partidos la pasada campaña, y su compañero en Ibrox Park, Kevin Thompson. Además, Strachan también logró quedarse en propiedad al central de los ‘Hoops’ Stephen McManus, que ya jugó cedido en Riverside desde diciembre.

Nottingham Forest

El bicampeón de Europa suma ya doce años sin jugar en la máxima categoría inglesa. La pasada campaña, los de que dirige Billy Davies se quedaron a un paso de la final del playoff de ascenso al caer contra el Blackpool y este año se espera que puedan dar un paso más. Las grandes esperanzas del ‘Forest’ son el centrocampista polaco Radoslav Majewski, fichado en propiedad tras un año cedido por el Wisla de Cracovia, y el delantero galés Robert Earnshaw.

Queens Park Rangers

Tras un final de temporada decepcionante que dejó el equipo decimotercero de la tabla, Neil Warnock, que llegó aLoftus Road en marzo tras dejar el Cristal Palace, tiene como claro y único objetivo colocar a los londinenses en el top seis y acceder al playoff. Cedido anteriormente por el Tottenham, el equipo se ha asegurado la contratación en propiedad del centrocampista marroquí Abel Taarabt. En defensa, Warnock ha apostado por dos hombres que ya tuvo bajo sus órdenes en Selhurst Park, Clint Hill y Shawn Derry, mientras que Jamie Mackie y Leon Clarke deben marcar las diferencias arriba.

Burnley

Relegados de la Premier, los ‘Clarets’ confían en Brian Laws, el hombre que sustituyó a Owen Coyle en enero tras su marcha al Bolton y que no pudo evitar el descenso, para volver a la máxima categoría. A la dificultad de un campeonato tan duro como el Championship hay que sumarle el ‘handicap’ que supone la perdida del delantero Steven Fletcher (Wolverhampton) y Robbie Blake (Bolton). Llegan a Turf Moor el guardameta Lee Grant (Sheffield United), Dean Marney (Hull) y Chris Iwelumo (Wolverhampton) para reforzar una plantilla en la que siguen el veterano Graham Alexander, Richard Eckersey, Wade Elliott o Chris Eagles.

Ipswich Town

Catorce jornadas esperaron los aficionados de los ‘Tractor Boys’ para ver una victoria de su equipo bajo las órdenes de Roy Keane la pasada campaña. El peor inicio liguero de la historia del club. Sin embargo, el irlandés, que sólo pudo dejar el equipo en decimoquinta posición en Portman Road, sigue al mando y confía en el bloque que logró hacer funcionar en el tramo final de la campaña. Giovani Dos Santos ha vuelto al Tottenham y el Ipswich sólo se ha reforzado con la llegada del portero del Sunderland, Marton Fulop, y el también ‘Black Cat’ Conor Houribane, además de Mark Kennedy (Cardiff City). En la primera jornada el Ipswich ganó 1-3 al Middlresborugh, principal candidato al ascenso.

Reading

El Reading ha mantenido la base del bloque con el que alcanzó la novena plaza la pasada temporada y aspira a colarse en el top six si el equipo sigue con su línea de progresión. Brian McDemott cuenta con uno de las plantillas más jóvenes del Championship entre los que destacan el internacional galés de 21 años Simon Church y el islandés Gylfi Sigurdsson. Para reforzar la zaga, los ‘Royals’ han contratado al  Andy Griffin, procedente del Stoke City, central contrastado en la Premier también con Newcastle, Portsmouth y Derby County.

Leicester City

La marcha al Hull del técnico Nigel Pearson, con el que los ‘Foxes’ alcanzaron las semifinales del playoff tan sólo un año después de conquistar el ascenso y el título de la League One, hará que Paulo Sousa seaobservado con lupa en todo momento. Todo lo que no sea alcanzar uno de los seis primeros puestos será un fracaso para el ex jugador de Juventus, Borussia Dortmund, Inter y Espanyol, entre otros. El portugués no podrá contar con el joven delantero Martin Waghorn, de vuelta al Sunderland tras su cesión, por lo que todas las esperanzas se centran en Matty Fryatt y en el esloveno Leon Crncic.

Cardiff City

Tan cerca pero tan lejos. Los ‘Bluebirds’ no pudieron convertirse en el primer conjunto galés en alcanzar la Premier League al perder la final del playoff ante el Blackpool. Con el equipo asediado por las deudas el futuro es incierto y parecen un peldaño por debajo de los principales favoritos. Además, han perdido a Joe Ledley que ha firmado por el Celtic, pero siguen Peter Wittingham, Michael Chopra y Ross McCormack. Dave Jones, uno de los técnicos con más prestigio de Inglaterra fuera de la Premier, ha recurrido a la cantera del Manchester United para reforzar el equipo con la contratación de Tom Heaton y Daniel Drinkwater, y tambén ha firmado al galés del Wigan Jason Koumas.

.

ILUSTRES EN LOS BANQUILLOS

Sobre Gordon Strachan, técnico con experiencia en la Champions League al frente del Celtic y seis títulos ganados con los de Glasgow, recae la responsabilidad de devolver al Middlesbrough a la Premier League. El escocés llegó a Riverside en octubre de 2009 en sustitución de Gareth Southgate pero sólo logró nueve triunfos en 34 partidos. Ahora cuenta con un equipo confeccionado a medida y con hombres de su plena confianza.

Más modesto es el objetivo del que fuera seleccionador escocés George Burley, que será el encargado de evitar el descenso de un Crystal Palace muy tocado por sus problemas económicos. Mientras, Steve Coppell, quellevó al Reading a la Premier League por primera vez en su historia en 2007, empezará una nueva etapa al frente del Bristol City al lado del veterano portero David James.

Roy Keane y Paulo Sousa destacan como entrenadores noveles a los que habrá que prestar especial atención. El norirlandés ascendió al Sunderland a la Premier pero sus logros no tuvieron continuidad en la máxima categoría. En susegunda experiencia no logró acercar al Ipswich a los puestos de arriba. El portugués, por su parte, comenzó su carrera en los banquillos al frente del Queens Park Rangers (2008) en el que fue destituido tras 27 partidos y la pasada campaña dejó al Swansea octavo en la tabla del Championship, la mejor clasificación del equipo galés en 27 años. El Leicester, al que sólo vale el ascenso, es el gran reto de su corta carrera.

Hijos de ilustres también estarán sentados en los banquillos. Nigel Clough, heredero del gran Brian Clough, dirige desde enero de 2009 al Derby County, el equipo que su padre llevó a ganar la liga inglesa en 1972. Darren Ferguson, hijo de Sir Alex Ferguson, entrena al Preston North End.

.

VUELVE EL LEEDS

En Elland Road empiezan a ver la luz al final del túnel. Los seguidores del Leeds se llevaron la primera alegría en casi una década después que el equipo comenzara en junio de 2001 su caída deportiva y económica desde la cuarta plaza de la Premier League hasta la League One. La presente temporada debe servir al conjunto que dirige Simon Grayson para asentarse en la categoría y optar en los años venideros a regresar al lugar que nunca debió abandonar.

Jermaine Beckford (Everton) y el veterano Paul Dichov han abandonado Yorkshire, pero han llegado Kasper Schmeichel, Sanchez Watt (Arsenal), Federico Bessone (Swansea) y Billy Paynter autor de 45 goles en 121 partidos con el Swindon Town.

El joven local Jonny Howson y Aidan White son las dos grandes promesas del equipo.

.

EL DRAMA DEL PORTSMOUTH

Sobrevivió a la liquidación económica en los tribunales hace pocos días, pero la situación deportiva del ‘Pompey’ no deja lugar a muchas esperanzas de cara al futuro. Steve Cotterill sólo cuenta con una quincena de jugadores del primer equipo en la plantilla. Michael Brown, Richard Hughes, David Nugent, Aaron Mokoena, Kevin-Prince Boateng y John Utaka son los jugadores más destacados que no se sumaron al éxodo masivo de Fratton Park, del que si huyeron David James, Papa Bouba Diop, Nadir Belhadj o Tal Ben Haim. Ibrahima Sonko, del Stoke City, es el único refuerzo.

.

JUGADORES A SEGUIR

Kris Boyd

El delantero del Middlesbrough es el máximo goleador de la historia de la Scottish Premier League con 164 goles, por delante de Henrik Larsson (158).

Jack Hobbs

Formado en el Liverpool, a sus 21 años el central del Leicester es uno de los defensas más prometedores de Inglaterra.

David James

A sus 40 años, el veterano guardameta ha apostado por dejar el Portsmouth y fichar por el Bristol City en busca de continuidad… y seguir en la selección.

Ross McCormack

En 2009, el delantero escocés del Cardiff City anotó 21 goles en 39 partidos de liga y despertó el interés de varios conjuntos de las islas. La pasada campaña marcó sólo cuatro, así que la presente campaña dirimirá el porvenir de este interesante delantero de 23 años.

Wes Morgan

El defensa central es el líder de un Nottingham Forest que aspira a volver a la Premier. Encarna los valores del equipo y aseguran en el City Ground que Brian Clough hubiera estado encantado de tenerlo a sus órdenes.

Gylfi Sigurdsson

El centrocampista islandés del Reading asombró la pasada temporada por su calidad y llegada: marcó 19 goles. Muchas de las esperanzas de los ‘Royals’ están centradas en él.

Kasper Schmeichel

El hijo de Peter Schmeichel llega al Leeds para demostrar todo lo que apuntó con el Manchester CIty a principios de 2007 con 19 años. Llega procedente del Notts County con el que ascendió a la League One.

Peter Whittingham

El ex jugador del Aston Villa marcó 20 goles y se hartó de asistir a los delanteros en el camino del Cardiff City a la final del playoff de Wembley.  Sin Joe Ledley será el gran referente de los ‘Bluebirds’.

Los modestos ‘Tangerines’ vuelven a la máxima categoría del fútbol inglés 39 años después.

El fútbol humilde también tiene su sitio en la liga más rica del mundo. El Blackpool se convirtió ayer en el equipo más modesto en conquistar una plaza para la Premier League tras derrotar 3-2 al Cardiff City en la final del playoff en Wembley, ante más de 82.000 espectadores. Los ‘Tangerines’ o ‘Seasiders’, como se prefiera, vuelven a la máxima categoría después de su última presencia en la campaña 1970-71.

En una primera parte frenética, el equipo dirigido por el excéntrico Ian Holloway supo sobreponerse a los dos golpes en forma de goles propiciados por los galeses, claros favoritos, con los tantos de Michael Chopra (9’) y Joe Ledley (37’). Charlie Adam (13’) y Gary Taylor-Fletcher (41’) igualaron por dos veces y Brett Ormerod puso en 3-2 definitivo en el añadido del primer tiempo.

El Blackpool Football Club -equipo de la localidad del Lancashire de poco más de 150.000 habitantes-, finalizó sexto del Champioship a 32 puntos del Newcastle, campeón, y con un solo punto de ventaja sobre el Swansea, el primer equipo fuera de las eliminatorias de ascenso. Fundado en 1887, su estadio, Bloomfield Road, tiene una capacidad para más de 12.000 espectadores aunque con una grada en reconstrucción que ampliará el aforo en unas 3.000 localidades. La tribuna norte del estadio, lleva el nombre de Stan Mortensen, autor de un hat-trick en la final de la FA Cup de 1953 ganada al Bolton (4-3), al estilo Manchester United en el Camp Nou, y que es el único gran título del equipo, aunque también han ganado el Football League Trophy en dos ocasiones (2002 y 2004). Sir Stanley Matthews y Jimmy Armfield también forman parte de la historia del club y dan nombre a la West y South Stand, respectivamente.

Según la propia Premier League, la final del playoff del Championship es el partido más rentable en el mundo del fútbol ya que garantiza al vencedor 88 millones de libras de beneficio con el salto a la máxima categoría.

El partido decisivo, el sábado 22 de mayo en el estadio de Wembley.

Cardiff City o Blackpool serán el 44º equipo en la historia de la Premier League desde su refundación en 1992. Los ‘Bluebirds’ galeses y los ‘Seasiders’ se jugarán la última plaza de ascenso a la Premier League el próximo sábado 22 en el estadio de Wembley.

El Cardiff City puede convertirse en le primer equipo de Gales en jugar en la nueva máxima categoría del fútbol inglés después de eliminar ayer al Leicester City en la tanda de penaltis (2-3). Los ‘Bluebirds’ cayeron 2-3 pero hicieron valer el 0-1 de la ida en el Walkers Stadium logrado el pasado domingo. El conjunto galés, no juega en la primera división inglesa desde 1962 y el partido del día 22 ya se ha considerado como el más importante en los 111 años de historia del club.

El Blackpool, por su parte, rompió en sueño del histórico Nottingham Forest en el viejo City Ground. Los ‘Seasiders’ se impusieron el martes 3-4 al bicampeón de Europa al que ya habían ganado 2-1 en la ida. El Blackpool, que finalizó sexto en el Championship con un solo punto de ventaja sobre el Swansea que ya quedó fuera del playoff, no está en la elite desde 1971.

El estadio del Cardiff City presenció ayer los últimos minutos de fútbol de su casi centenaria historia

La derrota del sábado 0-3 ante el Ipswich Town, en el debut de Roy Keane, no es la forma con la que los aficionados del Cardiff City deseaban despedir a la que ha sido su casa durante casi un siglo. Ninian Park cerró sus puertas tras 99 años de historia que han dejado para la eternidad noches memorables para los ‘Bluebirds’ y para el País de Gales.

Y es que el viejo estadio ha sido mucho más que un campo de fútbol, ha sido el emplazamiento que ha dado renombre internacional al país en numerosas ocasiones. Desde Bob Marley, durante el Rastaman Vibration Tour en 1976, hasta el Papa Juan Pablo II en su visita al Reino Unido en 1982, congregaron a miles de personas en él.

Imagen aérea del viejo Ninian Park

Inaugurado en 1910, adoptó el nombre de Lord Ninian Edward Crichton-Stuart, Miembro del Parlamento británico que falleció durante la Primera Guerra Mundial, y que se postuló como garante de un estadio que ha sido escenario de gestas inolvidables para los aficionados galeses. Siguen vivos en los recuerdos de muchos, ascensos, vibrantes eliminatorias de FA Cup o el día de 1927 en el que el trofeo de la competición futbolística más vieja del mundo viajó fuera de Inglaterra por única vez. El histórico triunfo en la FA Cup -acumulan también dos subcampeonatos (1925 y 2008)- es el mayor logro de los ‘Bluebirds’ en sus 110 años de historia. Aunque el que más renombre tuvo a nivel internacional se produjo el 10 de marzo de 1971, con el equipo en Segunda, en la victoria ante el Real Madrid (1-0) en la Recopa de Europa con el recordado tanto de Brian Clark.

Cartel del duelo entre los 'Bluebirds' y el Real Madrid en la Recopa de 1971

En Ninian Park, y gracias a los goles de John Charles e Ivor Allchurch ante Israel (2-0), Gales logró la clasificación para el Mundial en 1958, el único de su historia, en el que alcanzó los cuartos de final donde cayó derrotada ante la Brasil campeona de Pelé. También acogió el partido de vuelta de cuartos de final de la Eurocopa de 1976 en el que los galeses cayeron eliminados ante Yugoslavia. La página negra de su historia se escribió el 10 de septiembre de 1985, cuando tras un tenso choque ante la selección de Escocia, Jock Stein, el hombre que condujo al Celtic de Glasgow a la conquista de Europa con un equipo de jugadores nacidos a un radio de 50 kilómetros de The Paradise- falleció en la enfermería del estadio al sufrir un ataque al corazón tras la finalización del partido.

Con capacidad para 21.000 espectadores, el estadio del Cardiff City destacaba todavía por ser uno de los pocos recintos profesionales británicos con una zona sin asientos. Años atrás, 62.634 espectadores presenciaron en sus gradas el duelo entre Gales e Inglaterra de 1961 y 57.893 se reunieron para ver a los ‘Bluebirds’ ante el Arsenal en 1953. Entre otras curiosidades, el anuncio del ron Captain Morgan pintado en la grada conocida como Populars Bank se ha convertido en la publicidad estática más antigua del fútbol de las islas con más de 40 años de historia.

Los 'supporters' del Cardiff City despiden a su viejo hogar

Pese a la amarga despedida, el Cardiff City mantiene vivas opciones de estrenar su nueva casa junto al viejo Ninian Park, -un recinto con capacidad para 27.000 espectadores todos sentados- en la Premier League. Sin duda el ascenso sería el mejor homenaje para una de los escenarios históricos y emblemáticos del fútbol en Gales y en todo el Reino Unido.