archivo

Archivo de la etiqueta: David Beckham

El centrocampista sumó el pasado miércoles ante el Portsmouth 600 partidos con la camiseta de los ‘Red Devils’

Zinedine Zidane asegura que es “el rival más fuerte con el que se ha enfrentado”. Thierry Henry le consideraba el mejor jugador de la Premier League por calidad, mentalidad y carácter ganador”. Rio Ferdinand asegura que “en el United todo el mundo cree que es el mejor”. Unanimidad entorno a la figura de Paul Scholes, leyenda viva del Manchester United y alma indiscutible del equipo, que el pasado miércoles jugó el partido 600 con la camiseta de los ‘Red Devils’.

Sólo Ryan Giggs (799), Bobby Charlton (758) y Bill Foulkes (688) han jugado más partidos que el centrocampista nacido en Salford en 1984, el líder silencioso del vestuario de Old Trafford, al que muchos consideran el alter ego de Sir Alex Ferguson en el terreno de juego y el guía que marca el camino de los jóvenes multimillonarios y pretenciosos con los que acostumbra a convivir en la plantilla. Célebre es su gestión del caso David Bellion cuando el francés -ahora en el Girondins- no disfrutaba de minutos y encabritado contra el mundo abandonaba a toda prisa las instalaciones del United en Carrington. Un día, Scholes aparcó su coche justo en frente del de la joven promesa, impidiéndole la salida. Cuando Bellion se dirigió al él para comentarle la situación‘Scholesy’ se limitó a contestarle “lo sé”, y el francés no tuvo otra que reírse e integrarse de nuevo al grupo.

Junto Gary Neville y Ryan Giggs es el último superviviente de la quinta conocida como los Fergie’s Fledlings -denominación adoptada de los míticos Busby Babes-, de la que también formaban parte David Beckham, Nicky Butt y Phil Neville, símbolo de la dorada era moderna del club de Manchester. En su palmarés personal figuran dos Copas de Europa, ocho Ligas, tres Copas, dos Copas de la Liga, una Intercontinental, un Mundial de Clubs y cinco Communtiy Shields. Imprescindible en los ‘Red Devils’, también lo fue en la selección hasta que decidió abandonarla en 2002 y no escuchar las múltiples peticiones de Steve McClaren para que reconsiderara su decisión.

Los Fergie's Fledlings (Nicky Butt, Ryan Giggs, David Beckham, Gary Neville, Paul Scholes y Phil Neville)

Un hombre de la casa, el que mantiene vivos los valores tradicionales en uno de los equipos con mayor etiqueta de empresa multinacional, decidió entregar por completo sus últimos años de buen fútbol al club de sus amores. Siempre con permiso del Oldham Athletic, pequeño conjunto de la Great Manchester, con el que Scholes ya ha manifestado públicamente su deseo de retirarse tras dar allí sus primeros pasos como futbolista y salvarlo de la quiebra en algunas ocasiones.

‘Scholesy’ tiene en la tarjeta amarilla vista ente la Juventus que le impidió participar en la histórica final de la Liga de Campeones en el Camp Nou en gran borrón de una carrera casi impoluta. Casi porqué incluso los futbolistas más ejemplares tienen sus momentos de debilidad y al bueno del ‘18’ del United siempre le recuerdan la multa que le impusieron por negarse a jugar un partido de la Copa de la Liga en Highbury, después de que Ferguson le dejara fuera del equipo en un duelo previo contra el Liverpool por cuestionar públicamente su poco protagonismo, tras la llegada de Juan Sebastián Verón y Ruud Van Nistelrooy.

Paul Scholes todavía tiene tiempo por delante para seguir haciendo historia y situarse entre los más grandes del United y del fútbol inglés. Roza su novena Premier y sueña con lograr el ‘back to back’ en la Champions, algo que nadie consigue desde del Milan (1989 y 1990). Él marca el camino, aunque las portadas se las lleven otros. Es toda una lástima su animadversión a los medios de comunicación. Si se hubiera promocionado, hubiera sido considerado como uno de los mejores jugadores del mundo.

El portero, que ostenta el record de partidos con Inglaterra (125), asegura que pudo llegar a los 167

Las 109 internacionalidad de David Beckham han abierto el debate en Inglaterra sobre si el capitán podrá llegar a superar la marca de 125 partidos que ostenta Peter Shilton, el jugador que ha defendido la camiseta del equipo nacional en más ocasiones.

peter-shilton

Preguntado sobre la cuestión, el que fuera asiduo en la portería de los ‘Pross’ ente 1970 y 1990, se mostró convencido en poder mantener su posición de privilegio en la historia aunque aseguró que si Beckham alcanza la marca será “el primero en celebrarlo y felicitarle”.

Sin embargo, Shilton sorprendió al asegurar que según sus cálculos pudo llegar a defender la portería inglesa en, nada más y nada menos, que 167 partidos. El guardameta mantiene que pudo llegar a dicha cifra, casi inalcanzable en el fútbol actual, si, entre otros motivos, el seleccionador inglés entre 1977 y 1982, Ron Greenwood, no se hubiera empeñado en rotarle con Ray Clemence.

El capitán del combinado inglés se convirtió en el jugador de campo con más intervenciones internacionales con los ‘Pross’

Trece años después de su debut con la selección, David Beckham entró definitivamente en los libros de records del fútbol inglés al superar a Bobby Moore como el jugador de campo que en más ocasiones ha defendido la camiseta del combinado nacional. El milanista saltó al césped de Wembley tras el descanso del amistoso ante Eslovaquia (4-0) en sustitución de Aaron Lennon y superó las 108 internacionalidades del mítico capitán del West Ham y de la Inglaterra campeona del Mundo en 1966.

beckham-retro1

‘Becks’ sólo tiene por delante al guardameta Peter Shilton que alcanzó la cifra de 125 partidos defendiendo la portería inglesa. Sin embargo, el actual capitán, a sus 33 años, confía en poder alcanzar al recordman inglés y no dudó en mostrar su convencimiento en que todavía tiene una larga carrera internacional por delante. “Quiero jugar uno o dos Mundiales más”, aseguró eufórico un Beckham que ha abandonado su retiro dorado en Los Angles para poder seguir haciendo historia con Inglaterra y llegar, como mínimo, a la cita de Sudáfrica en 2010.

¿Bobby Moore o David Beckham? Esa es la cuestión. ‘Becks’ alcanzó el pasado miércoles, ante España, los 108 partidos con la camiseta de los ‘Pross’ e igualó el récord del mítico jugador del West Ham. Con sólo Peter Shilton por delante, en Inglaterra surgió la duda sobre quién de los dos había defendido durante más minutos la camiseta nacional, y la cuestión ha quedado resuelta hoy.

moore-beckham

El diario The Guardian ha desvelado que el capitán del conjunto campeón del mundo en 1966 vistió la camiseta inglesa durante 1.692 minutos más que el actual ‘32’ del Milan. Moore saltó al campo como titular en todas sus 108 internacionalidades en las que además nunca fue sustituido. Esta cifra, más dos prórrogas, suman un total 9.780 minutos con la camiseta de Inglaterra. Beckham, en cambio, ‘sólo’ acumula 8.088 tras 99 encuentros en el once inicial.

El estudio desvela, además, que tanto Billy Wright como Bobby Charlton han vestido la camiseta de los tres leones durante más minutos que el ex del Manchester United y del Real Madrid. Un total de 9.480 y 9.439, respectivamente.

11

David Beckham debutó con la camiseta rossonera ante el Hamburgo en un partido amistoso disputado en Dubai. Los de Carlo Ancelotti ganaron por 4-3 en la tanda de penaltis después que los 90 minutos finalizaran 1-1.

2

‘Becks’ jugó 45 minutos con su nuevo equipo y fue sustituido al descanso por el ex del Arsenal Mathieu Flamini.

3

Dida, Zambrotta, Maldini, Kaladze, Jankulovski, Pirlo, Ambrosini, Ronaldinho, Shevchenko y Pato acompañaron al inglés en la formación milanista.

4


5

Beckham en acción en su primer partido con el 32 del Milan.

7

Junto a Paolo Maldini y Kaká durante la tanda de penaltis.


David Beckham jugará en el Milan entre enero y marzo del próximo año. El ‘Spice Boy’ tiene ante si la posibilidad de regresar, aunque sea durante un breve período de tiempo, al fútbol de máximo nivel tras el desastre de su aventura americana en los Galaxy. El conjunto de Los Angeles es colista de su Conferencia y no levanta cabeza pese a haber recurrido a Bruce Arena tras la destitución de Ruud Gullit. Pero no está claro si ‘Becks’ se enfundará la camiseta ‘rossonera’ o sólo entrenará con el conjunto de Carlo Ancelotti igual que hiciera durante el anterior parón de la Major League Soccer con el Arsenal. De momento, el técnico milanista ha dejado la puerta abierta a la opción de contar con el jugador en algún partido si se encuentra en buenas condiciones…Beckham probará fortuna en un nuevo fútbol, tras su paso por España, y parece no tener miedo a la historia, que no está del lado de los jugadores británicos en sus aventuras italianas.

Históricamente han sido muchos los jugadores procedentes de las islas que han militado en equipos transalpinos, especialmente en los primeros años del siglo XX, durante los primeros años del fútbol en Italia. Pero en las últimas décadas, en lo que puede considerarse como fútbol “moderno”, las apariciones se han reducido y en rendimiento de estos jugadores ha dado mucho que desear.

Uno de los que mejor recuerdo ha dajado fue el galés John Charles que militó en la Juventus durante cinco temporadas entre 1957 y 1962, y en la Roma en la campaña 62-63. Con la ‘Vecchia Signora’ se proclamó Capo Cannoniero al anotar 28 tantos en 34 partidos en su primer año. Nacido en Swansea, destacó en el Leeds United de la mano del histórico manager Fank Buckley que lo consideraba el mejor jugador en su posición. Tras Charles otros también tuvieron un paso más o menos certero por Italia como Trevor Francis, que jugó en la Sampdoria entre 1982 y 1988 y Mark Heteley y Ray Wilikins en el Milan entre 1984 y 1987.

Pero en la gran mayoría de casos los jugadores británicos no han dado el nivel espero en un fútbol italiano completamente opuesto al habitual en las islas. Ian Rush tuvo un discreto paso por la Juventus en la temporada 87-88. Pero el paso del galés por Turín puede considerarse una operación para reestablecer las relaciones estables entre el Liverpool y el conjunto italiano tras el desastre de la final de Heysel en 1985. Rush, un mito en Anfield, emprendió el camino de regreso al santurio ‘red’ en el que triunfó en sus dos etapas que se prolongaron desde 1980 hasta 1996, con excepción del break en el calcio.

Tampoco triunfó en Italia el gran Paul Gascoige. El ‘bad boy’ más talentoso tras el George Best firmó por la Lazio procedente del Tottenham en 1992, pero sus continuos problemas con las lesiones le impidieron rendir como se esperaba en Roma. ‘Gazza’ llegó al calcio tras romperse la rótula en la final de la FA Cup de 1991 ante el Nottingham Forest que los ‘Spurs’ vencieron 2-1 y recaer de la lesión en una trifulca en el barrio de Dunston en Newcastle. Sólo jugó 47 partidos, en los que anotó 6 goles, en tres temporadas marcadas por continuas peleas con los ‘paparazzi’ y por romperle la tibia a su joven compañero Alessandro Nesta en 1994. Un año después firmaría por el Glasgow Rangers.

El actual manager del Blackburn Rovers, Paul Ince, vistió la camiseta del Inter de Milán durante dos temporadas, entre 1995 y 1997. El de Ilford llegó al cuadro milanés de la mano de Roy Hodgson y junto a jugadores como Ciriaco Sforza, Youri Djorkaeff o Iván Zamorano sólo pudo llevar a un equipo necesitado de éxitos a la final de la Copa de la UEFA de 1997, que perdió ante el Schalke 04. La destitución del actual técnico del Fulham fue decisiva para su regreso a la Premier. Ince dejó el Manchester United y volvió para enfundarse la camiseta del Liverpool. Tampoco tuvo un afortunado paso por la capital lombarda el irlandés Robbie Keane, que llegó al cuadro milanés después de despuntar en el Coventry durante la temporada 1999-2000, la de su debut en la máxima categoría, en la que anotó 12 goles con apenas 18 años. Pero tras unos pocos meses en Inter, la llegada de Marco Tardelli al banquillo, en sustitución de Marcello Lippi, le cerró definitivamente las puertas y el actual delantero del Liverpool emprendió el camino de vuelta para fichar por el Leeds United.

El último caso de un paso más que discreto por Italia es el de Lee Sharpe. Aquel jugador que tenía enamorado a Johan Cruyff cuando militaba en el Manchester United y que nunca recaló en el Camp Nou pese a los intentos del holandés, fichó por la Sampdoria en noviembre de 1999 procedente del Leeds United. David Platt, técnico genovés, fue el artífice del fichaje del centrocampista que sólo vistió la camiseta de la Samp en tres partidos. Sharpe decidió volver a Inglaterra en enero y fichó por el Bradford City de la First Division, con el que logró el ascenso a la Premier League 77 años después. Platt, que como jugador ya había militado en el equipo entre 1993 y 1995, se encontró con la oposición de los técnicos italianos que consideraban que no tenía la calificación suficiente para dirigir al máximo nivel. El ex del Arsenal, entre otros, dejó la Sampdoria antes de que el conjunto perdiera la categoría a finales de temporada.