archivo

Archivo de la etiqueta: Gran Bretaña

La FA anuncia que no habrá equipo masculino para los Juegos Olímpicos de Rio 2016

La selección de fútbol de la Gran Bretaña no tendrá continuidad más allá de los pasados Juegos Olímpicos de Londres. Alex Home, secretario de la FA, aseguró el pasado martes que no habrá combinado masculino en la próxima cita olímpica de Rio de Janeiro en 2016.

La Gran Bretaña reapareció en la capital británica después de disputar unos Juegos por última vez en Roma 1960, pero su configuración resultó un tema políticamente sensible desde sus inicios. En el equipo que dirigió Stuart Pearce, además de futbolistas ingleses, solo estuvieron presentes los galeses Ryan Giggs, Craig Bellamy, Joe Allen, Aaron Ramsey y Neil Taylor, pero no figuró ningún jugador escocés o de Irlanda del Norte.

Además de los siempre presentes temas de identidad nacional -Escocia, gobernada en mayoría absoluta por el Partido Nacionalista Escocés (SNP), ultima con Westminster las bases del referéndum de autodeterminación para 2014- las federaciones nacionales temían perder ante la FIFA su estatus especial que les permite competir internacionalmente. El paso del Team GB por los Juegos Olímpicos de Londres no transcurro exento de polémica por imágenes como las que mostraron los jugadores galeses sin entonar el himno británico, God Save The Queen, en los prolegómenos de los encuentros.

“Jugaremos como Inglaterra y estamos orgullosos de jugar como Inglaterra y sé que Escocia, Gales e Irlanda del Norte están orgullosos de jugar como sus propias entidades individuales y no querríamos hacer nada para arriesgar eso”, señaló Home a los medios británicos.

El combinado femenino, que debutó en Londres y alcanzó los cuartos de final, por el contrario, sí que podría tener continuidad. “Vamos a seguir hablando, no lo descartamos por completo”, indicó el secretaria de la FA.

Fiel al legado del equipo inglés en grandes torneros, Gran Bretaña cerró su participación de los Juegos Olímpicos de Londres con una derrota en la tanda de penaltis de los cuartos de final ante Corea de Sud, tras empatar 1-1. En la fase de grupos logró imponerse a Emiratos Árabes Unidos (3-1) y Uruguay (1-0) y empató con Senegal (1-1) en la primera jornada.

@cescguimera

Anuncios

Doble reconocimiento para el jugador del Liverpool que impresionó la pasada temporada en el Swansea

Joe Allen ha sido escogido ha sido Mejor Jugador Galés de la temporada a nivel de club y también de combinado nacional. El centrocampista, de 22 años, destacó durante la pasada temporada con el Swansea lo que le permitió en verano dar el salto al Liverpool de la mano de Brendan Rodgers, que pagó 15 millones de libras a los Swans.

El galardón, otorgado por periodistas, reconoce el papel del actual jugador Red en la gran campaña del club galés en el año de su debut en la Premier League, pero también su papel creciente en el combinado nacional y su presencia en el controvertido equipo de la Gran Bretaña durante los Juegos Olímpicos de Londres, junto a sus compatriotas Craig Bellamy, Ryan Giggs, Aaron Ramsey y Neil Taylor.

Gareth Bale, por otro lado, ha sido elegido como favorito por los fans por segundo año consecutivo, mientras que el premio al mejor joven –ganado por Allen el año pasado- ha recaído en el defensa del Celtic Adam Matthews.

@cescguimera

Después de meses de controversia entre las distintas federaciones británicas, Stuart Pearce ha confeccionado un equipo con cinco galeses pero ningún representante escocés ni de Irlanda del Norte

Los días avanzaban inexorablemente hacia el 27 de julio de 2012 en la cuenta atrás instalada en Trafalgar Square, pero la Asociación Olímpica Británica (BOA) seguía lejos de encontrar el consenso necesario al entorno de la reaparecida selección de fútbol de la Gran Bretaña. Ayer, Stuart Pearce dio a conocer la lista de 18 convocados para disputar el torneo olímpico en la que figuran cinco galeses, Ryan Giggs, Craig Bellamy, Joe Allen, Aaron Ramsey y Neil Taylor, pero ningún representante de Irlanda del Norte o Escocia.

Las federaciones de Escocia, Gales e Irlanda del Norte se mostraron reacias a ceder sus jugadores desde que se dio a conocer que Gran Bretaña participaría de nuevo en los Juegos. El pasado mes de noviembre, sin embargo, tras hacerse público su nombramiento, el seleccionador inglés sub’21 expresó el deseo de poder tener “libertad” para contar con futbolistas de todas las nacionalidades, al mismo tiempo que surgían nuevas voces reticentes a la propuesta.

Uno de los primeros en pronunciarse fue el ex seleccionador escocés, Craig Brown. “Deseo todo el éxito al equipo británico, pero estaría decepcionado si algún jugador escocés formara parte de él. Tenemos una autonomía en nuestro fútbol que se vería comprometida”, aseguró Brown, que calificó de “egoístas” a los jugadores que aceptasen la llamada de Pearce.

La polémica se prolonga desde que la BOA, aprovechando el regreso de los Juegos a la capital, anunció en 2008 la intención de recuperar el combinado británico. Escocia, Gales e Irlanda del Norte se opusieron al equipo británico desde el principio ante los temores de perder el estatus especial que mantienen dentro de los organismos que dirigen el fútbol, y que les permite competir a nivel internacional de forma independiente pese a formar parte del Reino Unido. Un privilegio solo compartido pos las Islas Feroe, que lo hacen bajo su bandera y no la de Dinamarca.

El Comité Olímpico Internacional, no obstante, solo reconoce la Gran Bretaña, y el renacido combinado también cuenta con el apoyo de la FIFA. A finales de 2011, la BOA anunció un “acuerdo histórico”, rápidamente desmentido por el resto de federaciones. “No tengo constancia de este acuerdo, pero nosotros no tenemos nada que ver con este torneo”, señaló, tajante, el presidente de la federación escocesa, George Peat. En el mismo sentido se manifestó su homólogo galés, Phil Pritchatd, al afirmar que el Comité Olímpico Británico no les “representa” y no tiene “ninguna autoridad” para decidir en su nombre.

Craig Bellamy y Ryan Giggs, dos leyendas de fútbol galés en el Team GB

La selección de la Gran Bretaña ha participado en la cita olímpica en ocho ocasiones, la última en Roma 1960, en las que cosechó dos medallas de oro, precisamente en Londres 1908 y Estocolmo 1912. Previamente también había disputado los torneos de exhibición en París 1900 -en los que también ganó el oro- y Saint Louis 1904.

Cuesta creer que el renacimiento de la selección británica pueda cuajar en una nación como Escocia, en la que el Partido Nacionalista Escocés (SNP) gobierna con mayoría absoluta desde el pasado mes de mayo, de la mano de Alex Salmond, y ha anunciado un referéndum para la independencia al que Londres no se opondrá. En las competiciones deportivas, además, opta por la canción “Flower of Scotland”, con varios versos beligerantes con el rey inglés Eduardo II, por delante del himno oficial.

Pese a la firmeza de su postura, las tres federaciones no tenían ninguna potestad legal para impedir que sus jugadores formarn parte del equipo británico si eran seleccionados por Pearce. La FIFA, por si acaso, ya se cubrió las espaldas y dio el visto bueno a un combinado formado íntegramente por jugadores ingleses.

La posición de los jugadores, en cambio, ha sido más flexible. Uno de los que se mostró abiertamente partidario del combinado británico fue sido el defensa escocés del desaparecido Glasgow Rangers -equipo de seguidores mayoritariamente unionistas- David Weir. “Si me convocaran, cosa que creo complicada (tiene 41 años) iría sin pensármelo. Creo que es una postura extendida entre los jugadores escoceses. La Federación puede decir lo que quiera, pero es una oportunidad única para cualquier jugador y el que la rechace se va a arrepentir para siempre”, aseguró en su momento.

Además de Weir, también mostraron su predisposición a jugar con la Gran Bretaña Gregg Wylde y Kyle Hutton, también del Rangers, Adam Matthew del Celtic, equipo con afinidades nacionalistas irlandesas, el galés del Arsenal Aaron Ramsey –finalmente en la lista de Pearce– o su compatriota del Tottenham, Gareth Bale, fuera de la convocatoria por lesión y al que le llovieron las críticas de sus compatriotas por posar con la camiseta británica. Por el contrario, otro ex seleccionador escocés, George Burley, aseguró que “lo más importante es mantener intacta nuestra identidad”. Una postura compartida por el delantero galés Robert Earnshaw (Cardiff City) o por la estrella femenina Julie Fleeting: “Unos Juegos Olímpicos son fantásticos, pero soy escocesa”, afirmó la delantera del Arsenal.

Las federaciones británicas se fundaron con anterioridad a la FIFA, creada en 1904. La inglesa fue la pionera en 1863, seguida de la escocesa (1873), la galesa (1876) y la norirlandesa (1890). Las cuatro, además, integran la International Football Association, el organismo que junto con al propia FIFA estudia y decide los cambios en el reglamento.

El seleccionador Stuart Pearce ha dado a conocer hoy la lista de jugadores que defenderán la renacida camiseta británica en los Juegos Olímpicos de Londres

Dos galses, Ryan Giggs y Craig Bellamy, son los abanderados de la resucitada selección de fútbol de la Gran Bretaña que participará en los Juegos Olímpicos de Londres en menos de un mes. El seleccionador Stuart Pearce, sin embargo, no ha llamado a ningún jugador escocés o de Irlanda del Norte para formar parte del equipo.

Gran Bretaña debutará el próximo el día 20 ante Brasil en un amistoso en Riverside, estadio del Middlesbrough. El primer partido oficial lo disputará el día 26 ante Senegal en Old Trafford, para más adelante medirse a los Emiratos Árabes Unidos (día 29 en Wembley) y Uruguay (1 de agosto en el Millennium de Cardiff).

La lista completa de 18 convocados es la siguiente:

Porteros:

Jack Butland (Birmingham) y Jason Steele (Middlesbrough)

Defensas:

Ryan Bertrand (Chelsea), Steven Caulker (Tottenham), Craig Dawson (West Brom), Micah Richards (Manchester City), Neil Taylor (Swansea) y James Tomkins (West Ham)

Centrocampistas

Joe Allen (Swansea), Tom Cleverley (Manchester United), Jack Cork (Southampton), Ryan Giggs (Manchester United), Aaron Ramsey (Arsenal), Danny Rose (Tottenham) y Scott Sinclair (Swansea)

Delanteros:

Craig Bellamy (Liverpool), Marvin Sordell (Bolton) y Daniel Sturridge (Chelsea).

El centrocampista galés del Arsenal desoye a la Federación y se suma a Gareth Bale

Pese a su firme postura en contra de la selección de la Gran Bretaña, la Federación de Gales no para de ver como sus grandes jugadores se desmarcan de sus directrices y apuestan por jugar con el renacido combinado en los próximos Juegos Olímpicos de Londres. Si la pasada semana fue Gareth Bale el primero en posar con una edición especial de la camiseta británica, ayer fue Aaron Ramsey, como el jugador del Tottenham con contrato con Adidas, el que no tuvo reparos en fotografiarse con la nueva equipación.

Aaron Ramsey GB

Ramsey, de 20 años, está realizando su mejor temporada desde que llegara al Arsenal procedente del Cardiff City con 16 años. El 27 de febrero de 2010 sufrió una grave lesión de tibia y peroné a causa de una dura entrada de Ryan Shawcross, en un duelo ante el Stoke City. La larga recuperación y el empuje de Jack Wilshere provocaron que el galés tuviera que reencontrar su fútbol en dos cesiones a Nottingham Forest y de nuevo al Cardiff, en el tramo final de la temporada. Esta campaña, sin embargo, es un fijo para Arsène Wenger en un centro del campo sin Cesc Fàbregas y con Wilshere apartado por lesión. El galés ya ha jugado trece partidos en los que ha marcado dos goles.

Tanto Bale como Ramsey han encontrado en uno de los pesos del equipo galés, Craig Bellamy, el respaldo necesario. El delantero del Liverpool ha asegurado que la presencia de ambos jugadores en los Juegos Olímpicos puede favorecer su crecimiento como futbolistas en beneficio del combinado de Gales. Bellamy señaló también que no cree que la independencia galesa se vea amenazada por la aparición del equipo británico, aunque se mostró comprensivo con la postura de la federación. “Creo que Gary Speed (seleccionador de Gales) o alguien de la FA debe sentarse con ellos para hablar y explicarles sus preocupaciones”, explicó el delantero.

El lateral galés del Tottenham posa con la camiseta de la selección de Gran Bretaña

En Gales no ha hecho mucha gracia ver a la gran estrella local, Gareth Bale vestido con la camiseta que la selección de Gran Bretaña a pocos meses de los Juegos Olímpicos de Londres del próximo verano. El lateral del Tottenham, 32 veces internacional galés, ha sido uno de los jugadores que no ha tenido reparos en mostrar su predisposición en jugar con el combinado británico pese a las reticencias que éste genera en las federaciones de Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Gareth Bale luce la camiseta de la Gran Bretaña

Bale con contrato publicitario con Adidas, la firma que también viste al equipo olímpico británico, ha sido el primero de muchos que pueden defender la Union Jack en próximo verano, a riesgo de caer en desgracia de parte de la afición de su país, y posó sin reparos con esta edición especial de la camieta que se podrá adquirir en noviembre pero que no es la que el equipo lucirá en Londres. Al ‘Spur’ ya le han llovido críticas desde Gales y no será el último. Su compatriota Aaron Ramsey también se ha mostrado abiertamente partidario de jugar con Gran Bretaña.

Escocia, Gales e Irlanda del Norte han anunciado públicamente el deseo de que sus jugadores declinen jugar con el equipo británico pero legalmente no tienen ninguna potestad para impedirlo. A menos de un año para el inicio de los Juegos el conflicto parece lejos de resolverse y la polémica está servida.

Londres 2012 planea dos amistosos con rivales de entidad para celebrar el regreso de la selección

Después de 40 años en el olvido, la Asociación Olímpica Británica (BOA) quiere que el regreso de la selección de fútbol de la Gran Bretaña sea una fiesta por todo lo alto. Para ello planea organizador dos partidos amistosos para el estreno del equipo masculino y el femenino ante rivales de primer nivel.

Las normativas olímpicas no permiten utilizar las instalaciones que serán sede en los Juegos. Descartados Wembley, Old Trafford, St James’ Park, Hampden Park (Glasgow), el City of Coventry Stadium, y el Millennium Stadium de Cardiff, todos utilizados para la competición de fútbol, las miradas apuntan al Villa Park de Birmingham.

El estadio del Aston Villa acogió partidos de la Eurocopa 96, de las semifinales de la FA Cup durante la reconstrucción de Wembley o la final de la última Recopa de Europa de la historia en 1999.