archivo

Archivo de la etiqueta: Hillsborough

Inglaterra recordó a la víctimas de Hillsborough tras las disculpas del gobierno británico

La Premier League se volcó en recuerdo de las víctimas de la tragedia de Hillsborough tras el informe del gobierno británico que exime de culpabilidad a los seguidores del Liverpool y que obligó al Primer Ministro, David Cameron, a pedir perdón.

Los jugadores del Liverpool saltaron el sábado al césped del Stadium Of Light de Sunderland con una sudadera con el dorsal 96 a la espalda.

El Sunderland también mostró su apoyo a los jugadores y seguidores Reds.

Mensaje en el videomarcador del Madejski Stadium de Reading en el duelo ante el Tottenham de ayer.

@cescguimera

El Primer Ministro británico, David Cameron, pide perdón a las familias de las 96 víctimas de Hillsborough tras un informe que demostró que la Policía alteró pruebas para culpar a los seguidores del Liverpool

23 años después se hizo justicia. Ayer un informe independiente desveló que la policía británica alteró pruebas sobre la tragedia de Hillsborough de 1989, en la que murieron 96 seguidores del Liverpool. El Obispo de Liverpool, James Jones, recibió a los familiares de los afectados por la catástrofe mientras el primer ministro, David Cameron, ofrecía un comunicado en la Casa de los Comunes en los que eximía de toda responsabilidad a los seguidores Reds.

Tras conocer el contenido del informe, elaborado a partir de datos oficiales desclasificados el año pasado, Cameron, pidió disculpas por la “doble injusticia” que han sufrido los familiares de los fallecidos durante 23 años de lucha. El Primer Ministro expresó sus disculpas por los fallos de seguridad que impidieron evitar el desastre y por los intentos de ocultarlos por parte de la policía, que modificó “significativamente” 164 declaraciones y eliminó otras 116 que cuestionaban su labor.

“La policía alteró las pruebas sobre lo ocurrido y trató de echar la culpa a los aficionados”, aseguró Cameron, que subrayó otros dos fallos puestos de relieve en el documento: la incapacidad de las autoridades para proteger a los aficionados y el “dudoso” informe forense original, que determinó que las víctimas sufrieron una asfixia traumática que les dejó inconscientes en pocos segundos, para morir minutos después. Los análisis post mórtem, por contra, revelan que 28 de las personas que murieron no tenían obstrucciones circulatorias y que 31 presentaban síntomas de que el corazón y los pulmones continuaron funcionando después de la avalancha. Evidencias que señalan que podrían haber sufrido una “asfixia reversible”, en contra de lo que se determinó en la investigación sobre la tragedia que concluyó en 1990.

El nuevo documento apunta, además, a que la seguridad en Hillsborough era precaria “en todos los niveles”, y que las deficiencias en el estadio eran “bien conocidas” por las autoridades: un año antes se había producido otra avalancha en la misma grada, pero no se tomaron medidas adecuadas para evitar que los hechos repitieran. Además, el informe público ayer señala también que la capacidad del campo se había sobrestimado de forma significativa, las vallas de las gradas no cumplían los estándares de seguridad y el dispositivo de rescate funcionó con falta de coordinación.

Cameron también revocó las acusaciones sobre el comportamiento poco adecuado de los seguidores del Liverpool, a los que el diario The Sun acusó días después de la tragedia de acceder al estadio de forma descontrolada y muchos de ellos sin entrada, de un alto grado de embriaguez e incluso de robar a los muertos y heridos en Leppings Lane o sobre el mismo terreno de juego. “No hay evidencias de embriaguez, falta de entradas o de comportamientos violentos por parte de los aficionados”, señaló también Cameron en la comparecencia de ayer. La campaña Justice For The 96 – Don’t Buy The Sun ha permanecido activa durante estas dos décadas y hoy el tabloide también se ha sumado a las disculpas.

La histórica portada de The Sun de hoy

La tragedia que tuvo lugar el 15 de abril de 1989, cuando Liverpool y el Nottingham Forest se enfrentaban en el estadio Hillsborough de Sheffield en las semifinales de la FA Cup. 96 seguidores Reds fallecieron, en su mayoría por aplastamiento contra las vallas de seguridad y otros 800 resultaron heridos en la que es la mayor tragedia en la historia del fútbol inglés.

Los hechos llegaron solo cuatro años después del desastre de Heysel, en el que también estuvieron involucrados seguidores del Liverpool en los instantes previos a la disputa de la final de la Copa de Europa contra la Juventus y en el que murieron 39 personas, 33 de los cuales aficionados del conjunto de Turín.

En 1990, Lord Taylor of Gosforth realizó una investigación conocida como el Informe Taylor en el que se publicaron las conclusiones de la investigación de lo sucedido en el fondo de Leppings Lane de Hillsborough. La más relevante responsabilizaba a la policía fallos en el control de acceso al estadio cuya capacidad se vio desbordada por la masiva llegada de seguidores  del Liverpool. A partir del Informe Taylor los estadios del Reino Unido, y posteriormente de Europa, reforzaron sus medidas de seguridad, eliminaron las gradas de pie y las vallas que separaban al público del terreno de juego.

Pese a las conclusiones de Lord Taylor, el gobierno de Margaret Tatcher nunca dirimió responsabilidades y archivó los cerca de 300.000 documentos que ayer vieron la luz.

.

La victoria de la perseverancia:

15 de abril de 1989: 94 seguidores del Liverpool, del total de 96, mueren y otros 766 resultan heridos por una avalancha en el fondo de Leppings Lane del estadio de Hillsborough (Sheffield). David Duckenfield, responsable policial aseguró que los seguidores del Liverpool provocaron la tragedia al forzar la puerta C y entrar en el recinto de forma descontrolada.

19 de abril: The Sun asegura que el hooliganismo de los fans bajo los efectos del alcohol ocasionó la tragedia. En Liverpool sigue la campaña de boicot ‘Justice for the 96. Don’t Buy The Sun’

Agosto de 1989: El Informe del juez Taylor concluye que “el fracaso del control de la policía”, fue la principal causa del desastre y no el vandalismo. Duckenfield mintió y ordenó que se abriera la puerta C.

1996: La Cámara de los Lores indemniza a 14 policías de guardia en Hillsborough con £ 1,2 millones por daños psicológicos, pero no a los familiares de las víctimas.

Julio de 2000: La Hillsborough Family Support Group presenta una querella por homicidio contra Duckenfield y su adjunto, Bernard Murray. Ambos han sido desestimadas.

Abril de 2009: Surgen nuevas evidencias de que la policía de South Yorkshire escondió pruebas sobre su responsabilidad en la tragedia.

Octubre 2011: La Cámara de los Comunes anuncia que hará públicos los documentos archivados

@cescguimera

La Cámara de los Comunes hará públicos los documentos de la tragedia

Más de dos décadas después de trágica tarde del 15 de abril de 1989 en la que 96 seguidores del Liverpool perdieron la vida en el estadio de Hillsborough y más de 700 resultaran hediros, la lucha de las familias de las víctimas ha tenido, por fin, la anhelada recompensa. La Cámara de los Comunes ha decidido hacer públicos los documentos relacionados con la tragedia de Sheffield en los que se espera que se exima de culpabilidad a los supporters ‘Reds’.

Se trata de más de 40.000 documentos sobre los hechos que tuvieron lugar en los instantes previos a la semifinal de la FA Cup entre el club de Anfield y el Nottingham Forest, que desvelan los motivos de la muerte de 94 personas, por asfixia y paro cardíaco en el fondo de Leppings Lane. Otra murió cuatro días más tarde,  y tras cuatro años en coma y de lucha legal por parte de la familia, Tony Bland se convirtió en la víctima 96, una vez fue permitido desconectarle de la máquina que le mantenía en vida.

Las investigaciones posteriores concluyeron que las decisiones policiales y el mal estado de las instalaciones ocasionaron la tragedia, pero ahora la totalidad de los documentos verá la luz a través del primer ministro David Cameron, después de que el gobierno de Margaret Tatcher los archivara tras los hechos.

Flores en recuerdo a las víctimas sobre el césped de Hillsborough

Dos décadas de lucha:

15 de abril de 1989: 94 seguidores del Liverpool, del total de 96, mueren y otros 766 resultan heridos por una avalancha en el fondo de Leppings Lane del estadio de Hillsborough (Sheffield). David Duckenfield, responsable policial aseguró que los seguidores del Liverpool provocaron la tragedia al forzar la puerta C y entrar en el recinto de forma descontrolada.

19 de abril: The Sun asegura que el hooliganismo de los fans bajo los efectos del alcohol ocasionó la tragedia. En Liverpool sigue la campaña de boicot ‘Justice for the 96. Don’t buy The Sun’

Agosto de 1989: El Informe del juez Taylor concluye que “el fracaso del control de la policía”, fue la principal causa del desastre y no el vandalismo. Duckenfield mintió y ordenó que se abriera la puerta C.

1996: La Cámara de los Lores indemniza a 14 policías de guardia en Hillsborough con £ 1,2 millones por daños psicológicos, pero no a los familiares de las víctimas.

Julio de 2000: La Hillsborough Family Support Group presenta una querella por homicidio contra Duckenfield y su adjunto, Bernard Murray. Ambos han sido desestimadas.

Abril de 2009: Surgen nuevas evidencias de que la policía de South Yorkshire escondió pruebas sobre su responsabilidad en la tragedia.

El portero francés del Liverpool puede haber terminado su etapa en el club después de ser cazado bromeando en el memorial por las victimas de Hillsborough

Su papel en el Liverpool era más que secundario. Por detrás de Pepe Reina y el brasileño Diego Cavalieri, el guardameta Charles Itandje no ha dispuesto de muchas opciones a lo largo de la temporada y media que lleva en Anfield, y las pocas que tenía pueden haberse esfumado de forma definitiva después de haber sido pillado por las cámaras de televisión sonriendo y bromeando con su vecino de butaca en el memorial por las 96 víctimas de Hillsborough del pasado miércoles.

El club estudiará medidas disciplinares contra el francés después de recibir numerosas quejas de los aficionados que presenciaron la escena, pero más allá de las posibles sanciones, Itandje tiene un pie y medio lejos de Anfield.

Los actos conmemorativos se sucedieron por toda Inglaterra, los más emotivos en Sheffield y Nottingham

30.000 personas llenaron ayer Anfield para recordar a los 96 seguidores del Liverpool fallecidos en Hillsborough dos décadas atrás. Los actos se iniciaron justo a las tres y seis minutos de la tarde, la misma hora en que se detuvo el partido entre los ‘Reds’ y el Nottingham Forest en Sheffield aquella fatídica tarde del 15 de abril de 1989.

Anfield

La ciudad entera se volcó en una ceremonia en la que estuvieron presentes los actuales jugadores del club, las viejas glorias y aficionados tanto del Liverpool como del Everton, encabezados por su técnico David Moyes. Y es que todo el mundo perdió, un familiar, un amigo o un conocido en el estadio del Sheffield Wednesday.

Recordatorios junto al memorial a las víctimas en Anfield

Kenny Dalglish, técnico ‘red’ en el momento de la tragedia, protagonizó con la lectura de un paraje de la Biblia uno de los momentos más emotivos de una tarde que también tuvo su espacio para la reivindicación cuando los gritos clamando justicia para los 96 interrumpieron el discurso del secretario de deportes del gobierno, Andy Burham.

Kenny Dalglish

Lejos de Liverpool, en Sheffield, ramos de flores sobre el césped de Hillsborough recordaron los hechos en el mismo fondo de Leppings Lane donde tuvieron lugar.

Ramos de flores sobre el césped de Hillsborough

Nottingham fue otro de los focos de atención de la tarde. Aficionados del Liverpool, del ‘Forest’ y de otros muchos equipos, se reunieron en la Old Market Square de la ciudad y guardaron dos minutos de silencio que finalizaron con la interpretación del célebre You’ll Never Walk Alone.

Aficionados en Nottingham

En la tarde de ayer quedó claro que el recuerdo de Hillsborough permanece reciente en la memoria del fútbol inglés en particular y europeo en general. Los aficionados no olvidan el trágico destino de unos compañeros que fueron a disfrutar de su equipo y perdieron la vida por culpa de un desafortunado cúmulo de circunstancias y errores. Han pasado veinte años, pero la justicia que reclaman las familias de las víctimas no puede esperar más. De momento, mientras la lucha sigue en marcha, tienen algo claro. Nunca caminarán solos.