archivo

Archivo de la etiqueta: Manchester City

Michael JohnsonEl otrora wonder boy admite problemas con la bebida y el juego tras rescindir su contrato con el Manchester City

Cuando emergió de las categorías inferiores del Manchester City, muchos hablaron de Michael Johnson como el nuevo Colin Bell. Sin embargo, la carrera del centrocampista entró poco a poco en declive y parece que ha llegado prematuramente a su final. Esta misma semana, a raíz de una foto publicada en la red al lado de un fan en el que se aprecia a Johnson notablemente pasado de peso, se ha hecho público que el City rescindió su contrato antes de las pasadas Navidades.

El propio jugador, de 24 años, reconoció problemas con la bebida y el juego, para los que ya recibe tratamiento, que se han sumado a un largo calvario de problemas físicos que le han impedido disfrutar de la continuidad que un jugador de su proyección y calidad necesita. “Estoy más decepcionado que nadie, pero así es como ha ido” señaló en el Manchester Evening News.

Johnson firmó por el City en 2004 procedente de las categorías inferiores del Everton y debutó con el primer equipo la temporada 2006-07, con Stuart Pearce en el banquillo. En noviembre de 2008 apuntaba como una de las grandes jóvenes promesas a tener en cuenta en los siguientes años e incluso se llegó a hablar con fuerza de una oferta del Liverpool de 10 millones de libras.

La puntilla en el ocaso de Johnson llegó en diciembre de 2010 con una grave lesión de rodilla mientras entrenaba. Su último partido con el City se remonta a  septiembre de 2009, en un duelo de la Copa de la Liga (5-1) ante el Scunthorpe. Con pocas opciones en la megalómana plantilla del City, Sven-Goran Eriksson le dio la oportunidad de relanzar su carrera con el Leicester City a principios de la temporada pasada, pero una nueva lesión truncó la cesión en enero. Solo pudo disputar siete partidos con los Foxes.

El pasado mes de mayo Johnson fue noticia al estrellar su coche en Manchester cuando conocía bajo los efectos del alcohol, en el que ya era el segundo incidente en apenas tres meses relacionado con la conducción y la bebida. Ahora, la carrera de este joven y poderoso centrocampista parece haber llegado irremediablemente a un triste y prematuro final.

.

 @cescguimera

El fotógrafo rescata a través de Twitter algunas curiosas imágenes inéditas

Tenía buen día Kevin Cummins el pasado domingo cuando empezó a publicar a través de Twitter algunas imágenes inéditas del archivo personal. El fotógrafo nacido en Manchester y conocido mundialmente por sus instantáneas de bandas y personajes como Joy Division, The Clash, los Sex Pistols, The Smiths o David Bowie, también es un gran aficionado al fútbol y un declarado y ferviente seguidor del Manchester City.

Estas son algunas de las imágenes que se pueden encontrar en su cuenta oficial de Twitter @KCMANC desde el pasado domingo:

Estadio del Aveley FCEstadio del Aveley FC. Actualmente equipo de la Isthmian League Division One, categoría que cubre Londres y el sudeste de Inglaterra.

Maine Road, estadio del Manchester CityMaine Road, estadio del Manchester City desde 1923 hasta 2003. Perteneciente al libro We’re Not Really Here (2003).

Solar del viejo Maine RoadÉsta sí, inédita. El solar que ocupaba el viejo Maine Road. Tomada 18 meses después de la anterior.

Barça vs Real MadridPanorámica del Camp Nou con un espectacular mosaico previo a un Barça – Real Madrid.

Fans del Bayern en final Champions 2001Kevin Cummins entre los seguidores del Bayern de Múnich en la final de la Liga de Campeones 2001 en San Sario, en la que el conjunto bávaro se impuso al Valencia en la tanda de penaltis.

North Stand de Stamford BridgeAcceso a la North Stand de Stamford Brigde, estadio del Chelsea.

Vista desde la West Stand de HighburyVista desde la West Stand del viejo estadio de Highbury.

Seguidores del la Juve pintan coche de policíaSeguidores de la Juventus de Turín pintan con spray un coche de la policía tras la conquista del Scudetto número 27.

Joy DivisionNi es futbolera ni es inédita, pero es, sin duda, la instantánea más conocida y (llamadme poco original) mi favorita de Kevin Cummins. Joy Division en el Hulme Bridge de Manchester, tomada en 1979.

.

@cescguimera

El equipo de Manchester es conocido por los aficionados a la música por la militancia beligerante de Liam y Noel Gallagher. Oasis. Pero más allá de los reyes del britpop, los Citizens son uno de los equipos de las islas con más calado en la cultura popular

El Manchester City es el equipo de Oasis. Somos bastantes los que proferimos cierta simpatía hacia el histórico segundón de Manchester a raíz de nuestra idolatría por los hermanos Gallagher. El City de hoy en día, sin embargo, está lejos de aquel City con un encanto especial de equipo fuertemente arraigado en una ciudad pero de carácter perdedor. El City de hoy en despierta más antipatía que simpatía en las islas y fuera de ellas, por la transformación sufrida tras la llegada de los petrodólares procedentes de Abu Dhabi. Sus aficionados lo saben. Pero les da igual: “We’re ruining football and we don’t care”, cantan en las gradas del Etihad Stadium.

Pero los amantes de la cultura británica siempre seguirán profiriendo por el City una admiración especial. Y es que se trata de uno de los conjuntos más arraigados en la cultura popular inglesa. Ayer mismo, el apreciado ex compañero en Público Ladislao J. Moñino, ahora en El País, recordaba el papel jugado por Liam y Noel Gallagher en este sentido en un artículo titulado El Infierno Musical del City. En el artículo menciona el himno extraoficial del club, “Blue Moon”, una canción originalmente cantada por los seguidores del Crewe Alexandra. El tema, escrito por Richard Rodgers y Lorenz Hart en 1934, ha sido interpretado por artistas del calibre de Billie Holiday, Bob Dylan o Elvis Presley, quien lo popularizó. Beady Eye, el grupo de Liam Gallagher tras la disolución de Oasis, también lo versionó para presentar en público la camiseta del City de la pasada temporada y el single “The Beat Goes On”, correspondiente al único disco editado hasta la fecha por la banda: Different Gear, Still Speeding (2011).

Además de los hermanos Gallagher, también son reconocidos seguidores del Manchester City el que fuera guitarrista de los Smiths Johnny Marr, el tristemente desaparecido líder de Joy Division Ian Curtis, o Reni, batería de los Stone Roses, que cada día tiene que lidiar con dos supporters de los vecinos del United como Ian Brown o Mani, que en la última gira de la banda este 2012 lucía en el reverso de su bajo el lema “Mani United”. Mark Burguess, cantante de The Chameleons (gran concierto el suyo el pasado martes en la sala Sidecar de Barcelona, por cierto), Billy Duffy de The Cult, Damon Gough (Badly Drawn Boy), Mark E. Smith de The Fall y los tres miembros de los Doves Jez y Andy Williams y Jimi Goodwin también forman parte del elenco de seguidores del City. Los Doves, precisamente, actuaron en la despedida del estadio de Maine Road, histórica casa de los Sky Blues desde 1923 hasta 2003.

También en la gran pantalla el Manchester City ha tenido su cuota de protagonismo. En la célebre Victory (Evasión o Victoria, 1981) Mike Summerbee, Conocido como el George Best de Maine Road por sus aptitudes en el terreno de juego y también fuera de él, destaca en el film por su resistencia a la huyda a través del túnel cavado que da acceso a los vestuarios, durante el descanso del partido. Además de Summerbee, acompañó a célebres futbolistas como Bobby Moore, Osvaldo Ardiles y el mismísimo Pelé y  a actores como Michael Caine y Sylvester Stallone, otro Citizen como el polaco Kazimierz Deyna. Uno de los pocos jugadores que pudo salir hacia la Europa occidental en aquella época y que llegó a Manchester a cambio de medicinas, una fotocopiadora y algunos dólares, procedente del Legia de Varsóvia.

Más allá de la película futbolera por antonomasia, alrededor del City también giró There’s Only One Jimmy Grimble (El Sueño de Jimmy Grimble, 2000) dirigida por John Hay y con Ray Winstone, Gina McKee y Robert Carlyle en el reparto.  El pequeño protagonista de la historia sueña con convertirse en futbolista profesional pero la falta de confianza en si mismo trunca su carrera. Carlyle, en el papel de un ex jugador del City, es el encargado de echarle una mano. La cinta es también un homenaje a Maine Road.

En 2010 el film-documental Blue Moon Rising llevó a la gran pantalla la vida de un grupo de seguidores del City en pleno proceso de transformación del club. Stewart Stugg retrata un seguido de existencias obsesivas en una generación marcada por años de penurias y por las glorias del emergente Manchester United. Además de los aficionados, los grandes protagonistas, cuenta también con la presencia de varios de los jugadores que llegaron al equipo aquella campaña, Carlos Tévez o Emmanuel Adebayor, el técnico Roberto Mancini, miembros del club y Noel Gallagher.

Finalmente, este mismo 2012 se estrenó en el Reino Unido A Mancunian Story. Un drama con la violencia entre seguidores del City y el United de trasfondo. Se trata de la primera película sobre hooliganismo que echa su mirada en el norte de Inglaterra tras las populares The Football Factory (2004), la adaptación de la novela de John King, y Green Street Hooligans (2005), ambas basadas en la problemática en Londres.

@cescguimera

Leyenda del West Ham y ex técnico del Manchester City

John Bond falleció el miércoles a la edad de 79 años. Como jugador disfrutó de una prolongada etapa en el West Ham, con el que jugó 444 partidos entre 1952 y 1965, en los que anotó 37 goles. En el club londinese es considerado uno de los arquitectos de The Academy of Football, la considerada mejor cantera de jugadores del fútbol inglés.

Lateral derecho, Bond alcanzó con los Hammers el campeonato de la Divison Two, y el consecuente ascenso a la vieja Firt Division, en la temporada 1957-58 y conquistó la FA Cup de 1964, primera en la historia del club, al imponerse al Preston North End (3-2). En la siguiente temporada, su última en el club, disputó solo cuatro partidos, pero finalizó su andadura en el West Ham levantando la Recopa de Europa de 1965, en la que los londinenses se impusieron al Munich 1860 en Wembley (2-0).

Bond era habitual, junto a Malcolm Allison, Noel Cantwell, Dave Sexton, Malcolm Musgrove, Frank O’Farrell o Jimmy Andrews, en séquito de jugadores que se reunían en el Café Cassettari de Barking Road tras los partidos y los entrenamientos para discutir sobre el juego. Tras abandonar Boleyn Ground, jugó más de un centenar de partidos con el Torquay hasta dejar al fútbol en 1969, para dedicarse a entrenar.

Como técnico condujo al Manchester City a la final de la FA Cup de 1981 contra el Tottenham, que se decidió a favor de los Spurs en el replay (2-1) tras el empate 1-1 del primer encuentro.

Previamente, entrenó al Bournemouth y al Norwich -con el que alcanzó la final de la Copa de la Liga de 1975 que perdió ante el Aston Villa (1-0)- y tas su etapa en Maine Road pasó por los banquillos de Burnley, Swansea, Birmingham City, Shrewsbury Town y Witton Albion.

@cescguimera

Vigente campeón de la Premier League gracias a una inversión de más de 1.000 millones de euros, el City comienza hoy el Bernabéu el asalto a su nueva gran obsesión: la Liga de Campeones

El nuevo rey del fútbol inglés, el Manchester City, empieza esta noche ante el Real Madrid el asalto a la Copa de Europa. Un nuevo capítulo de la reescrita historia del eterno segundo conjunto de la ciudad, que tras la llegada del jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan en septiembre de 2008, y con una inversión superior a los 1000 millones de euros, ha conquistado sus primeros títulos -FA Cup (2010), Premier League y Community Shield (2011)- en más de tres décadas.

Lejos quedan ya los viejos valores con los que Anna Connell y William Beastov, devotos de la iglesia de St. Mark, fundaron el West Gordon en 1880, con el objetivo de rebajar la crispación y la criminalidad en la cuna de la revolución industrial. Cuando en 1894 la reina Victoria inauguró el Canal de Manchester el club se relanzó para convertirlo en el City, algo similar, pero a escala distinta a lo que sucedió la tarde del 1 de septiembre de 2008, en un hotel de Londres, cuando Mansour y Sulaiman Al Fahim, la cara visible de este proyecto, adquirieron el club.

Esa misma noche, el Manchester City lanzó la primera gran bomba sobre el mercado futbolístico con el fichaje de Robinho, por el que pagó 42 millones de euros al Real Madrid. El objetivo, rememorar la tarde del 24 de abril de 1937, en el estadio del Sheffield Wednesday en la que el equipo de Wilf Wild conquistó el primer título de liga para el club, lo mismo que haría el conjunto dirigido por Joe Mercer, en 1968, con Colin Bell, Mike Summerbee y Francis Lee en el campo. Además de los dos títulos de la vieja First Division, hasta la llegada del grupo inversor de Abu Dhabi, el City solo contaba en sus vitrinas con una Recopa (1970), cuatro FA Cups (1904, 1934, 1956 y 1969), dos copas de la liga (1970 y 1976).

Un recuperado Tévez puede ser el gran “fichaje” del City para el asalto a la Champions

Los nuevos dueños del club han gastado de su bolsillo más de 1.100 millones de euros en fichajes y sueldos, según cálculos recientes del diario Telegraph. Sulaiman Al Fahim ha construido su fortuna a base de levantar rascacielos y complejos hoteleros, mientras que Mansour laha obtenido en el petróleo. Su llegada al club aceleró una recuperación paulatina que el equipo inició en 2001, con Kevin Keegan en el banquillo, tras llegar incluso a deambular por la tercera división inglesa.

La multimillonaria inversión de los nuevos dueños del club se ha saldado con fracasos sonados como los de Emmanuel Adebayor, por el que el City pagó al Arsenal 29 millones de euros, Jo Alves (CSKA de Moscú, 24 millones), Roque Santa Cruz (Blackburn, 21 millones) o el propio Robinho (42 millones). Otros, a precios más razonables, no han alcanzado el nivel que se esperaba de ellos (Wayne Bridge, Shaun Wright-Phillips o Shay Given), pero la evidencia es que Al Fahim y Mansour, y con Roberto Mancicni en el banquillo -el italiano sustituyó a Mark Hughes cesado en diciembre de 2009- han construido un equipo con potencial para alzarse con el máximo título continental.

A las grandes inversiones en Carlos Tévez (29 millones), Joleon Lescott  (27), Mario Balotelli (30), David Silva (28), Yayá Touré (30), ‘Kun’ Agüero (50) o Samir Nasri (30), también se le suman otros fichajes que han dado un excelente rendimiento al equipo y que llegaron al Etihad Stadium a precios razonables. Es el caso de Vincent Kompany, por el que el City pagó algo más de ocho millones y se ha convertido en el capitán, líder y referente del equipo además de ser considerado mejor jugador de la Premier League la pasada campaña, Pablo Zabaleta (8 millones), Gareth Barry (14), Gael Clichy (8) o Joe Hart, consolidado como el mejor portero de la liga, fichado por un millón y medio de libras.

La pasada temporada, la primera participación del Manchester City en la Champions League, emparejado con Villarreal, Bayern y Nápoloes, no estuvo a la altura de las expectativas, al alcanzar solamente el tercer puesto de su grupo y quedar relegado a la Europa League, en la que también cayó de forma prematura  ante el Sporting de Portugal. En la edición que hoy comienza, los Sky Blues sueñan con repetir el éxito de un proyecto creado por una vía casi idéntica, el del Chelsea de Roman Abramovich.

.

Gasto del Manchester City en fichajes:

2008 – 2009

Robinho (43), Ben-Haim (6,4), Given (9), Zabaleta (8,7), Kompany (8,5), Jo Alves (24), De Jong (18), Bellamy (15,5), Bridge (13) y Wright-Phillips (11,2)

2009 – 2010

Adebayor (29), Barry (13,9), Adam Jonhson (8), Lescott (27,5), Santa Cruz (21.2), Tévez (29) y Kolo Touré (18,7)

2010 – 2011

Balotelli (29,5), Jerome Boateng (12,5), Dzeko (37), Kolarov (22,7), Milner (22), Silva (28,7) y Yayá Touré (30)

2011 – 2012

Agüero (49,4), Nasri (30), Savic (13,2), Clichy (8,8) y Pantillimon (2,9)

2012 – 2013

Javi García (20), Maicon (6), Rodwell (15) y Sinclair (10)

@cescguimera

 

La final del torneo olímpico de fútbol en Wembley obliga a trasladar a Birmingham el partido inaugural de la temporada

Villa Park, el estadio del Aston Villa, será la sede de la Community Shield el próximo 12 de agosto. El Manchester City flamante campeón de la Premier League, y el Chelsea, ganador de la FA Cup, no podrán disputar el tradicional partido inaugural de la temporada en Wembley por la disputa de la final del torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos de Londres, un día antes.

El estadio londinense acoge regularmente la disputa de la supercopa inglesa desde 1974, con excepción de las seis ediciones disputadas en el Millennium de Cardiff, entre 2001 y 2006, por la construcción de la nueva instalación.

La afición del Arsenal volverá a disfrutar de su gran ídolo durante dos meses

El Arsenal hace oficial el regreso de Thierry Henry. El francés, considerado el mejor jugador de la historia “Gunner”, vuelve al club de su vida después de dejar Londres en 2007 para encontrar en Barcelona los títulos que le faltaban.

El fútbol inglés está repleto de sorprendentes casos de ida y vuleta. Thierry Henry protagoniza el más sonado de este mercado invernal, al que hay que añadir el de Landon Donovan, que regresa al Everton cedido por Los Angeles Galaxy, después de un primer paso por Goodison Park en 2010 aprovechando el parón de la Major Soccer League americana. Robbie Fowler o Sol Campbell más recientemente, o Mark Hughes años atrás, han protagonizado otros casos célebres. A continuación los repasamos:

Gordon Cowans (Aston Villa: 1976-85 / 1988-91 / 1993-94)

En la cantera de los “Villanos” desde los 15 años, “Sid” fue durante nueve temporadas uno de los pilares del equipo que conquistó la antigua First Division en 1981, la Copa de Europa y la Supercopa europea el año siguiente. Young Player of the Year en 1979, jugó 168 partidos de forma consecutiva entre 1979 y 1983. Traspasado al Bari en 1985 volvió a Villa Park tres años más tarde. Su tercera etapa en Birmingham la vivió en la temporada 1993-94, después de dos campañas en el Blackburn. En total sumó 527 partidos y en la actualidad es técnico en la academia del club.

Mark Hughes (Manchester United: 1980-86 / 1988-95)

Formado en las categoría inferiores del United, el galés abandonó Old Trafford para recalar en el FC Barcelona de Terry Venables y formar una delantera de lujo junto a Gary Lineker, fichado también ese verano procedente del Everton. El galés no pudo triunfar de azulgrana y después de jugar cedido en el Bayern de Munich (1987-88) volvió a su club de origen en el que permaneció hasta 1995. Hughes ayudó a Alex Ferguson a conquistar sus dos primeros títulos de Premier League (1992-93 y 1993-94) y la Recopa de Europa de 1991 disputada en Rotterdam y ante el Barça, en la que el delantero se tomó su particular revancha y anotó los dos goles de los “Red Devils” (2-1).

Ian Rush (Liverpool: 1980-87 / 1988-96)

El máximo goleador de la historia “Red” (346 goles en 660 partidos) fichó por la Juventus en 1987, pero solo fue capaz de marcar siete goles con el conjunto de Turín. Tras reconocer su falta de adaptación a la vida en Italia, el galés volvió a Anfield donde protagonizó ocho exitosas temporadas. Rush colgó las botas a los 38 años tras un tramo final de carrera en el que pasó por Leeds, Newcastle, Sheffield United, Wrexham y Sydney Olympic.

Jürgen Klinsmann (Tottenham: 1994-95 / 1997-98)

Al delantero alemán le bastó una sola temporada en White Hart Lane para ganarse el estatus de héroe entre a la afición del Tottenham y el respeto de toda Inglaterra (tiene su propia estatua de cera en el famoso museo Madame Tussaud de Londres). 21 goles en 41 partidos tuvieron la culpa de que también fuera considerado el Mejor Jugador de la temporada por la prensa. Firmó por el Bayern de Munich y tuvo un fugaz paso por la Sampdoria antes de volver a los “Spurs” en 1997 y ayudar al equipo a salvar la categoría. Especialmente recordados son los cuatro goles que le marcó al Wimbledon en la victoria 6-2, poco antes de colgar las botas como profesional ante el Southampton en el último partido de la temporada.

Graeme Le Saux (Chelsea: 1989-93 / 1997-03)

Antes de formar parte del Blackburn Rovers campeón de la Premier League en 1995 al lado de Alan Shearer, Chris Sutton o Tim Sherwood, y a las órdenes de Kenny Dalglish, el lateral firmó por el Chelsea en 1989 antes de recalar en Ewood Park en 1995. Dos años después volvió a Stamford Bridge, donde jugó 140 partidos -más 90 de la primera etapa- en los que conquistó la FA Cup, la Copa de la Liga, una Recopa y una Supercopa de Europa.

Duncan Ferguson (Everton: 1994-98 / 2000-06)

El delantero escocés llegó a Goodison Park en 1994 y rápidamente se convirtió en uno de los favoritos de la afición del Everton. Campeón de la FA Cup en 1995, fue traspasado al Newcastle, en una polémica operación, a mitad de la temporada 97-98. Tras solo una temporada y media en Tyneside, Ferguson volvió a Liverpool donde permaneció hasta el final de su carrera en 2006. Pocos meses atrás se incorporó de nuevo a la disciplina de los “Toffees” para emprender su carrera en los banquillos y se incorporó al staff de Alan Irvine en la academia azul.

Robbie Fowler (Liverpool: 1993-2001 / 2006-07)

Ídolo de la afición del Anfield, el delantero de Toxteh volvió de forma sorprendente al club de su vida de la mano de Rafa Benítez, tras pasar por Leeds United y Manchester City. “God” sumó 183 goles en 369 partidos con en Liverpool y a día de hoy todavía es el cuarto máximo goleador de la historia de la Premier League con 163 tantos, por detrás de Alan Shearer (260), Andy Cole (187) y Thierry Henry (174).

Robbie Keane (Tottenham: 2002-08 / 2009-11)

Tras una primera etapa inicial de seis años en White Hart Lane, el internacional irlandés recaló en el Liverpool en julio de 2008 para convertirse en el complemento de lujo para Fernando Torres. Caído en desgracia tras solo diecinueve partidos y cinco goles, Rafa Benítez aceptó la oferta de doce millones del libras del Tottenham siete meses después de haber desembolsado cerca de 20. Keane sumó 41 partidos más con los “Spurs” a los 197 jugados en su primera experiencia en el norte de Londres, antes de ser cedido a Celtic (2009-10) y West Ham (2010-11) y traspasado a los Galaxy de Los Angeles el pasado verano.

Sol Campbell (Arsenal: 2001-06 / 2010)

Casi una década después de protagonizar uno de los fichajes más sonados de la historia del fútbol inglés, al cambiar Tottenham por Arsenal bajo la etiqueta de ser uno de los mejores defensas de Europa, el central volvió a Londres después de jugar un solo partido con el Notts County de Sven Goran Eriksson. Con dos títulos de la Premier y de FA Cup, Campbell dejó Londres para recalar en el Portsmouth en el que permaneció tres temporadas (2006-09) y sumó otro título de Copa. Después de jugar once partidos en su vuelta al Arsenal, fichó por el Newcastle con el que apenas jugó siete partidos entes de rescindir su contrato. A los 37 años, el internacional se encuentra sin equipo, pero no ha anunciado su retirada de forma oficial.

Jens Lehmann (Arsenal: 2003-2008 / 2011)

Las lesiones de Wojciech Szczęsny, Lukasz Fabianski y Vito Mannone, dejaron a Manuel Almunia como la una elección de Arsène Wenger para la portería. El guardameta alemán volvió a Londres tras haber dejado el fútbol en 2010 y llegó a disputar un encuentro -su 200 con la camiseta “Gunner”- ante el Blackburn, por lesión del navarro. Siempre discutido e irregular, Lehmann fichó por el Arsenal en 2003 como recambio de David Seaman y antes de su fugaz regreso al club jugó dos temporadas en el Sttutgart.

Craig Bellamy (Liverpool: 2006-07 / 2011)

El delantero galés volvió al Liverpool libre desde el Manchester City este pasado verano. Durante su primera etapa en al ciudad del Mersey, con Rafa Benítez en el banquillo de Anfield, Bellamy no pudo afianzarse como titular y tras una sola temporada aceptó la oferta del West Ham. Tras pasar por los “Citizens” y Cardiff City, en el Championship, a sus 32 años es un complemento de lujo para el equipo de Kenny Dalglish.

.

Otros casos célebres de ida y vuelta:

Denis Law, leyenda del Manchester United (1962-73), llegó a Old Trafford procedente del Torino pero antes había defendido durante la temporada 60-61 la camiseta del City. El delantero se retiró en 1974, de nuevo vestido de celeste, y con un gol que condenó a los “Red Devils” al descenso a segunda división.

No dos sino tres etapas protagonizó el brasileño Juninho en el Middlesbrough. En octubre 1995 se convirtió en la gran estrella del equipo tras el ascenso a la Premier League. Dos temporadas después, el “Boro” perdió  la categoría y el brasileño recaló en el Atlético de Madrid tras ser nombrado segundo mejor jugador de la liga tras Gianfranco Zola (Chelsea). Volvió cedido a Riverside Stadium en el año 2000 y su tercera etapa se prolongó durante dos temporadas (2002-04) en las que ayudó al equipo a ganar la Carling Cup de 2004, único título de la historia del club.

El “Spur” Jermain Defoe firmó por el Portsmouth de Harry Redknapp en enero de 2008 por ocho millones de libras cuando Juande Ramos mandaba en White Hart Lane. Volvió a Londres por más de 15 un año más tarde con Redknapp ya en el banquillo del Tottenham.

Frank McAvennie, fichado en 1985 fue miembro del West Ham del 86 que acabó a solo cuatro puntos del título de liga, campaña en la que anotó 26 goles y se quedó solo a uno de Gary Lineker, máximo goleador. Dejó Upton Park en 1987 para recalar en el Celtic y volvió a Londres dos años más tarde.

Neil Webb defendió la camiseta del Nottingham Forest entre 1985 y 1989 y 1992-96, con una etapa de tres temporadas en el Manchester United en los que tuvo tiempo de ganar una FA Cup, una Copa de la Liga, la Recopa y una Supercopa de Europa.

Producto de la academia del City, Shaun Wright-Phillips firmó por el Chelsea en 2006 por 21 millones de libras. Tras solo dos temporadas en Stamford Bridge tomó el camino de regreso a Manchester donde permaneció hasta este pasado verano. Sin sitio en el equipo de Roberto Mancini (solo siete partidos de liga la pasada campaña) en el último día del mercado veraniego fue traspasado al Queens Park Rangers.

.

También publicado en www.futbolbritanico.com