archivo

Archivo de la etiqueta: Wayne Rooney

El próximo 6 de noviembre el técnico escocés cumple un cuarto de siglo en el banquillo del Manchester United. Este es el once de ensueño de su cuarto de siglo en Old Trafford

Peter Schmeichel

El danés es el gran guardameta de la era Ferguson.  El peso de su exitosa trayectoria con los ‘Red Devils’ fue una losa demasiado grande para todos los que intentaron afianzarse en la portería del United hasta la llegada de Edwin van der Sar procedente del Fulham en 2005. Fichado del Brodnby por medio millón de libras en 1991, permaneció ocho temporadas en el club en las que conquistó cinco ligas, tres copas y la Copa de Europa de 1999.

Gary Neville

Hasta que las lesiones le obligaron a colgar las botas el pasado 2 de febrero, el grande de los hermanos Neville fue la mejor opción de Ferguson para la banda derecha de su retaguardia durante dos décadas. 602 partidos lo atesoran. Con un peso específico dentro del vestuario y una pasión por los colores que le han llevado a ser uno de los futbolistas más odiados por el resto de aficiones en Inglaterra, tomó el testimonio de Bryan Robson, Steve Bruce, Eric Cantona y Roy Keane, y se convirtió en el quinto capitán del United en levantar el trofeo de la Premier League la temporada 2006/07.

Siempre polémico, Gary Neville

Rio Ferdinand

El central, de 32 años, ha perdido su peso específico en el equipo esta temporada a favor del joven Chris Smalling, pero desde su llegada a Old Trafford en 2002 procedente del Leeds United fue una pieza fundamental en el equipo. Su traspaso (solo superado en 2008 por Dimitar Berbatov por el que se pagaron 30 millones el Tottenham) y sigue siendo el defensa más caro en la historia del fútbol inglés. En sus diez temporadas en el equipo ha ganado en cinco ocasiones la Premier League, además de una Copa de Europa, entre otros títulos.

Jaap Stam

El central holandés solo permaneció tres temporadas en el United pero todavía es recordado. Fichado procedente del PSV en 1999 fue una pieza fundamental en el histórico Triplete de ese mismo año, primero y único del club.  Stam salió a título de Premier League por año, a los que añadió la Copa Intercontinental. Los más de 15 millones de libras ofrecidos por la Lazio fueron demasiado tentadores para Ferguson, que autorizó su venta en septiembre de 2001. El escocés reconoció años más tarde que dejar salir al holandés ha sido su principal error como manager del United. Tras los traspasos de Cristiano Ronaldo y David Beckham al Real Madrid por 80 y 25 millones, respectivamente, sigue siendo la tercer mejor venta en la historia del club.

Denis Irwin

En la ecuación rendimiento/precio pocos jugadores en el fútbol inglés han dado mejor resultado que el central irlandés. Fichado procedente del Oldham Athletic por 625.000 libras en 1990, permaneció doce temporadas en Old Trafford en las que sumó 529 partidos. Ferguson se fijó en él tras su épica actuación en las semifinales de la FA Cup de 1990, en las que el United tuvo que recurrir al desempate tras empatar (3-3) en Old Trafford. En la vuelta en Boundary Park los ‘Red Devils’ se impusieron por 1-2 para acabar conquistando el título ante el Crystal Palace, en una final que también se decidiría en el replay (3-3 y 1-0).

Denis Irwin, crack en la sombra

Paul Scholes

El oráculo de los jóvenes que durante 20 años han pasado por el vestuario de Old Trafford, el United tardará años en encontrar una figura que llene el vacío dejado por Paul Scholes tras colgar las botas el pasado verano. El centrocampista nacido en Salford (Greater Manchester) se ganó la reputación de mejor catalizador de juego de la Premier League durante 17 grandes temporadas. Con 676 partidos con los ‘Red Devils’ solo es superado por Ryan Giggs, Sir Bobby Charlton (758) y Bill Foulkes (688). El propio Charlton se deshizo en elogios hacia el diez veces campeón de la Premier League y bicampeón de Europa: “Siempre tiene el control de la situación y la capacidad mental para tomar la decisión más precisa. Es un jugador digno de ver”.

Roy Keane

El niño de Mayfield, un barrio humilde y trabajador de Cork, tuvo que buscarse la vida durante la infancia e incluso llegó a probar suerte con el boxeo. Disputó cuatro combates, pero se decantó por el fútbol: “El boxeo me dio un suplemento de confianza ante las agresiones físicas”, aseguró. Este espíritu lo trasladó al terreno de juego a lo largo de toda su carrera, en forma de carácter temible y una agresividad que en alguna ocasión sobrepasó los límites de lo tolerable y alcanzó el estatus de violencia. Futbolísticamente, sin embargo, era básico para Ferguson: “Es el mejor jugador con el que he trabajado”, ha asegurado el escocés. Fichado el Nottingham Forest en 1993 jugó 480 partidos con el United en doce temporadas y media.

Bryan Robson

‘The Marvel Captain’ fue uno de los grandes baluartes del United en la dura década de los 80. Fichado en 1981 procedente del West Bromwich Albion por 1,5 millones de libras, record en el fútbol inglés, ganó la FA Cup de 1983 y 1985 antes de la llegada de Ferguson. Con el escocés en el banquillo capitaneó al equipo con su determinación y capacidad de liderazgo en la dura etapa de transición que culminó con la conquista de la Premier League en 1993, el primer título de liga para los ‘Diablos Rojos’ en 26 años. Repitió en 1994 aunque su presencia era cada vez más testimonial, ganó también la Recopa de 1991 ante el Barça y la FA Cup de 1990. Internacional con Inglaterra en 90 partidos y capitán en 65 (segundo tras Bobby Moore), sumó 461 partidos con el United.

Bryan Robson "The Marvel Captain"

Ryan Giggs

Ferguson sabía que se trataba de un jugador especial cuando se personó en casa del joven Ryan el día de su 14 cumpleaños. El resto ya es historia. Una historia que todavía se escribe cada fin de semana y que ha llevado al extremo galés a ser el jugador con más partidos en la historia del United (885), en los que ha marcado 161 goles. El escocés ha hablado de Giggs como su sucesor perfecto en más de una ocasión, pero él, a los 37 años, todavía piensa en ampliar un año más su contrato como futbolista.

Wayne Rooney / Cristiano Ronaldo

El delantero de Liverpool es el escogido pese a que este puesto podría ser para Cristiano Ronaldo por sus actuaciones individuales, los títulos alcanzados, el Balónd de Oro de 2008 o los 42 goles de esa misma temporada, con los que se acercó a los 46 de Denis Law en la 1963-64. Pero a Rooney le queda por delante casi una década como gran estrella del equipo. Con solo 26 años ya suma 335 partidos y 158 goles. Trabajador, ganador insaciable, estrella pero hombre de equipo es el jugador que cualquier técnico querría en su equipo. En el último duelo de Liga de Campeones, ante el Trabzonspor turco, jugó de mediocentro.

Eric Cantona

Solo cuatro temporadas y media en el equipo le bastaron para ganarse el apodo “Le Roi”, “Le Deieu” o simplemente “King Eric” y entrar a formar parte de las grandes leyendas de la historia del club. Ferguson ha sido el técnico que mejor ha sabido controlar el carácter especial de este francés nacido en Marsella en 1966. Tras varios problemas y trifulcas en el fútbol galo, aceptó probar con el Sheffield Wednesday con el que disputó un partido de exhibición para luego fichar por el Leeds. En su primera temporada condujo al equipo de Yorkshire a la conquista del título de Liga (1991-92), el último de la vieja First Division antes de la creación de la Premier League. Su mala relación con Howard Wilkinson precipitó su salida hacia Old Trafford por 1,2 millones de libras. En 185 partidos, en los qua marcó 82 goles, condujo al United a cuatro títulos de liga y dos FA Cups y fue una pieza determinante para empezar a escribir la historia de los ‘Red Devils’ que han terminado con el domino hegemónico del Liverpool en el fútbol inglés.

Selecciona tu mejor once de la era Ferguson en Twitter: #FergusonDreamTeam

España hunde a Inglaterra

– “Todo gran proyecto debe tener su comienzo, pero continuar hasta al final es lo que rinde la auténtica gloria”. (Francis Drake)

España ha acabado con el complejo de superioridad inglés. Si hay algo que ha definido a la pérfida Albión desde la destrucción meteorológica de la Armada Invencible en 1588 ha sido la convicción de que es un pueblo elegido, destinado a reinar sobre los mares y la tierra. El colapso del Imperio después de la Segunda Guerra Mundial sacudió la fe, minó certezas, pero los hechos empíricos no pudieron acabar con la convicción colectiva de que, en el fondo, los ingleses seguían siendo, por derecho ancestral, los maestros del universo.

Esta magnífica irracionalidad se despliega en toda su estruendosa pompa cada vez que Inglaterra se clasifica para la fase final de un Mundial o de un campeonato europeo de fútbol. Animados por el caricaturesco patriotismo de la prensa tabloide, reflejo y expresión de la desorbitada vanidad nacional, llegan a las grandes competiciones internacionales convencidos, contra toda lógica y todo precedente, de que las van a ganar. Ahora ya no.

La selección inglesa se clasificó la semana pasada para la fase final de la Eurocopa de 2012, pero resulta imposible encontrar a un columnista, a un exjugador, a cualquiera de la legión de opinadores futboleros de la isla que albergue la más mínima esperanza de que Inglaterra salga campeona. ¿Qué les ha hecho despertar de su histórica borrachera? El juego que sigue exhibiendo el equipo de Vicente del Bosque les ha dado un baño de agua fría. Los ingleses se asoman a ver cómo juega España, por ejemplo, contra los vecinos escoceses esta semana y concluyen que no hay nada que hacer, que este muro ni en sus sueños lo derriban.

Rooney se perderá dos partidos de la Euro por su agresión a Miodrag Dzudovic

Pocas naciones se miran el ombligo con más fascinación que los ingleses, especialmente cuando el tema es el fútbol. Pero un repaso exhaustivo de los medios ingleses a lo largo de la última semana revela que hablar de la superioridad de la selección española se ha vuelto una obsesión. El refrán en boca de todos es: “Seamos sinceros: no podemos con los españoles”. Sin excluir a los tabloides de mayor venta, el Sun y el Daily Mail. El titular del Sun sobre una historia que microanalizaba el primer gol de España contra Escocia fue: Once jugadores, 42 toques y un gol perfecto tras un minuto y 34 segundos de posesión… ¿Qué esperanza tiene Inglaterra?

El Mail publicó un artículo lamentando el hecho de que el mes que viene la selección inglesa, muy necesitada de recuperar la moral, se mide a España en un partido amistoso en Wembley. Lo alarmante, dijo el Mail, es que la selección española es hoy superior a la que ganó el Mundial en Sudáfrica. No solo gana y gana, sino que marca más goles. “España tiene jugadores tan inteligentes en todas las posiciones”, decía el artículo, “que resulta inevitable que mejoren con el tiempo”.

Está claro, en cambio, que los jugadores ingleses no son muy dotados en el terreno cerebral. El mejor ejemplo lo da el más dotado con el balón, Wayne Rooney, cuya descarada y absolutamente innecesaria patada a un jugador montenegrino la semana pasada le supuso una tarjeta roja y una sanción que significa que se perderá los primeros tres partidos de la Eurocopa el año que viene.

Pero la falta de materia gris es solo parte del problema, y no la más importante. Una diferencia notable entre los jugadores españoles en general, no solo los de la selección, y los ingleses es que los españoles son gente más centrada. Tienen los pies más en la tierra, son más educados, saben escuchar. Lo cual significa que saben aprender. Eso, precisamente, es lo que les ayuda a mejorar.

Los ingleses, en cambio, se estancan, en el juego -siempre lo mismo, embarradamente previsibles- y en el tiempo. Por eso puede que esta revolución en el pensamiento que les ha provocado España les venga bien. Quizá adquieran, por fin, un poco de humildad, la necesaria para replanteárselo todo, para empezar de nuevo y volver a ser un día lo que en otros tiempos fueron, lo que son hoy los jugadores de la selección española, los maestros del universo.

John Carlin

Publicado en El País el 16 de octubre de 2011

El Manchester United confirmó a principios de semana que el jugador se quería ir… hoy ha firmado su nuevo contrato.

Recibió amenazas de muerte por parte de los seguidores del United ante el supuesto interés del City. Algunos compañeros de la prensa española, fieles al egocentrismo congénito que padecen, ya le vistieron de blanco con un sueldo superior al de CR7. Pero Wayne Ronney no se moverá de Old Trafford.

El delantero, de 24 años,  ha extendido su vinculación con los Diablos Rojos hasta el 30 de junio de 2015.

Sudáfrica 2010: Caen de la lista final Leighton Baines, Darren Bent, Michael Dawson, Tom Huddlestone, Adam Johnson, Scott Parker y Theo Walcott.

Porteros

12. Robert Green

10 partidos: El guardameta del West Ham está entre los mejores porteros de la Premier League desde hace varias temporadas, pero jugar en un modesto (por ejemplo sólo ha mantenido su portería a cero en una ocasión desde enero) ha limitado su proyección hacia el gran público. Sin embargo, es el portero que más ha jugado con el italiano. Seguro y con buenos reflejos, genera algunas dudas en las salidas. Green tiene además el curioso honor de ser el primer portero expulsado con Inglaterra en toda la historia cuando vio la tarjeta roja directa ante Ucrania durante la fase de clasificación.

23. Joe Hart

3 partidos: El futuro está en sus manos. El portero del Manchester City, que ha jugado cedido en el Birmingham, ha sabido aprovechar la caía de Ben Foster y ganarse un puesto en el equipo. Su técnico en Saint Andrews, Alex McLeish, ha pedido su titularidad, pero su poca experiencia internacional lo relega, casi con toda seguridad, a la tercera opción para Capello. La incógnita se cierne en su evolución la próxima campaña con un Shay Given indiscutible en los ‘Citizens’.

1. David James

50 partidos: A sus 39 años ha sido el mejor jugador del Portsmouth a lo largo de la temporada. Su carrera ha ido en alza en lugar de la decadencia que parecían dictar las circunstancias. Además fue el escogido por Capello para reemplazar a Robert Green tras su expulsión en Ucrania y la consecuente sanción ante Bielorrusia.  Estuvo en el equipo en Japón-Corea 2002 y Alemania 2006 y, además, ha jugado bajo las ordenes de Glenn Hoddle, Steve McClaren, Peter Taylor, Sven-Goran Eriksson y Fabio Capello.

Defensas

18. Jamie Carragher

36 partidos: La experiencia ha sido un valor determinante en la decisión final de Capello a la hora de confeccionar la lista, como demuestran los 29 años de media del equipo. De ahí su insistencia en recuperar para la causa el central del Liverpool. Carragher, que en su momento desoyó la llamada de Steve McClaren, ha perdido un punto de velocidad y ha estado por debajo del nivel de la pasada campaña, pero su veteranía puede ser importante en una competición corta como el Mundial.

3. Ashley Cole

78 partidos: No hay dudas sobre el lateral del Chelsea. Pese a las lesiones, durante el tramo final de la temporada ha demostrado que sigue siendo aquel jugador insaciable y posiblemente el mejor lateral zurdo en la actualidad. Ha sido un fijo en el equipo desde su debut en 2001 y entre los convocados sólo Steven Gerrard acumula más internacionalidades.

5. Rio Ferdinand

78 partidos / 3 goles: Poco más de 20 partidos con el United está temporada debido a problemas físicos generan cierta incertidumbre sobre el central más caro de Inglaterra. Con madera de líder, fue el elegido para reemplazar a John Terry en la capitanía tras el escándalo extradeportivo del central del Chelsea. Si están forma, parece evidente que Ferdinand formará junto al londinense la pareja en el eje de la zaga.

2. Glen Johnson

22 partidos / 1 gol: Curioso caso el de Inglaterra. En unos tiempos en los que escasean laterales de garantías, Fabio Capello puede contar con dos de los mejores del mundo para cada uno de los flancos. Por detrás de Dani Alves y Maicon, el jugador del Liverpool demostró durante los primeros meses de competición su valía en tareas defensivas y su papel determinante en las proyecciones ofensivas. El técnico italiano deberá trabajar para encontrar el equilibrio entre él y Ashley Cole.

20. Ledley King

20 partidos / 2 goles: Un fijo para Eriksson, el central del Tottenham ha sido fundamental en la histórica campaña de los ‘Spurs’. Tácticamente impecable, notable en el juego aéreo y con buen criterio en la salida, las lesiones han sido su gran lastre.

6. John Terry

60 partidos / 6 goles: No ha sido una de las mejores temporadas para el capitán del Chelsea en lo personal y en lo deportivo. Si bien es cierto que los ‘Blues’ han alcanzado el primer Doblete de su historia, el central se ha mostrado vulnerable en varias ocasiones. Lo que sucede, es que incluso fuera de forma John Terry es el mejor defensa de Inglaterra y su papel en el equipo no ha estado en ningún momento sometido a debate.

15. Matthew Upson

19 partidos / 1 gol: Siempre en un segundo plano de las grandes estrellas, el central del West Ham ha demostrado ser uno de los mejores centrales de la Premier League durante las últimas campañas. Al igual que su compañero Robert Green, su pertenencia a los ‘Hammers’ genera dudas sobre su conveniente participación en partidos del más alto nivel. Puede que haya llegado la hora de abandonar Upton Park.

13. Stephen Warnock

1 partido: La renuncia de Wayne Bridge ha abierto las puertas de la selección al lateral del Aston Villa, cuya única presencia en el equipo se remonta a hace más de dos años. Warnock, uno de los mayores errores de Rafa Benítez en la gestión deportiva del Liverpool, ha ganado la partida a otra opción que barajaba Capello, el ‘Toffee’ Leighton Baines.

Centocampistas

14. Gareth Barry

36 partidos / 2 goles: Barry no ha rendido en el City como cabía esperar. Sin embargo no ha perdido en ningún momento la confianza de Capello hasta el punto de ser uno de los jugadores más seleccionador por el italiano. La versatilidad -comenzó su carrera de lateral izquierdo, continuó de interior y sobresalió de mediocentro- siempre es un punto a su favor. Llega tocado por una lesión en la recta final de la temporada.

22. Michael Carrick

22 partidos: El ex de West Ham y Tottenham es el mejor creador de juego del equipo, pero en los últimos dos años ha perdido protagonismo en el United hasta el punto de entrar en todas las quinielas de traspasos para este verano. Mikel Arteta puede ser su sustituto en Old Trafford. Su papel en el equipo es una incógnita ya que Capello apuesta en todo momento por un jugador con mayor recorrido, capaz de ayudar arriba y abajo.

11. Joe Cole

54 partidos / 10 goles: Miembro del equipo sin participar en 2002, y con un papel importante en 2006, las lesiones han frustrado sus aspiraciones con Inglaterra en los últimos tiempos. Pero del Paddington es el factor diferencial del equipo, el mejor ‘continental player’ por sus características poco inglesas. Acostumbrado a no ser nunca indiscutible en sus equipos, Joe Cole sabe perfectamente el rol que debe desarrollar en cada momento. En todos sus encuentros con Inglaterra sólo ha jugado los 90 minutos en once.

4. Steven Gerrard

80 partidos / 16 goles: El capitán del Liverpool tampoco llega a Sudáfrica en su mejor momento, quizá víctima del declive de la era Benítez. A pesar de todo, su presencia en el equipo está fuera de toda duda. Fabio Capello deberá centrar la mayor parte de sus esfuerzos en lograr la conjunción perfecta entre Gerrard y Frank Lampard, algo que no ha sido capaz de lograr ninguno de sus antecesores. Bajo la batuta del italiano, el ‘Scoucer’ todavía no ha mejorado sus registros en el equipo.

8. Frank Lampard

78 partidos / 20 goles: Al igual que Gerrard, el ‘8’ del Chelsea no ha sido capaz de alcanzar con la selección las cuotas logradas en Stamford Bridge.  Pero sus 32 goles esta temporada disparan el optimismo y reafirman su papel de indiscutible en el equipo. Con sus 20 tantos, Lampard está a sólo siete del centrocampista más goleador con los ‘Pross’, David Platt.

7. Aaron Lennon

17 partidos: El extremo del Tottenham sólo ha completado un partido con Inglaterra pero ha sido un fijo en las convocatorias de Fabio Capello. Con sólo 22 años ha protagonizado su mejor temporada y posee una capacidad de encarar en el uno contra uno que no tiene ningún otro jugador en el equipo. Aaron Lennon es el jugador más bajo y en su momento el más joven en debutar en la Premier League, con 16 años y 129 días, en agosto de 2003, con el Leeds y curiosamente ante los ‘Spurs’ en White Hart Lane.

16. James Milner

8 partidos: Seguramente el jugador más polivalente del equipo, incluso más que Gareth Barry. El ex de Leeds y Newcastle empezó su carrera como delantero centro y ha probado en todas las posiciones del centro del campo hasta convertirse en un mediocentro de garantías en el Aston Villa de Martin O’Neil. Capello lo calificó como “the future, my future” en 2008 y aunque su presente pasa por el banquillo su porvenir no tiene límites y pasa por Manchester. ¿United o City? Puede que haya una respuesta pasado el Mundial. James Milner es todo un recordman con la sub’21 en la que sumó 46 partidos y nueve goles

17. Shaun Wright-Phillips

31 partidos / 6 goles: La carrera del hijo adoptivo de Ian Wright, y hermano del actual jugador del Plymouth Bradley Wright-Phillips, se estancó durante su estancia en el Chelsea y no ha reflotado tras su vuelta al Manchester City en 2008. Pese a jugar sólo seis partidos completos en lo que va de temporada, el veloz extremo ofrece soluciones diferentes al resto de sus compañeros pero papel se presume testimonial. Debutó internacionalmente con gol en 2004 ante Ucrania.

Delanteros

9. Peter Crouch

38 partidos / 21 goles: El delantero ha marcado 18 goles en sus 17 titularidades con Inglaterra, pero sigue siendo utilizado habitualmente como sustituto. Sus particulares características condicionan voluntaria o involuntariamente el juego del equipo, para bien y para mal, pero por la potencia de la segunda línea de ataque de los de Capello debería tener más minutos. Encajarlo en el juego sin recurrir al pelotazo es otro de los grandes retos del italiano.

19. Jermain Defoe

40 partidos / 11 goles: Nunca ha jugado los 90 minutos completos y ha sido titular en sólo 13 partidos, de los que no ha acabado ninguno. No parece que las cosas vayan a cambiar para el delantero del Tottenham pese a los 23 goles logrados en todas las competiciones esta temporada. Marcó 14 entre agosto y diciembre pero una lesión frenó su progresión.

21. Emile Heskey

58 partidos / 7 goles: Hay quien bromea sobre los números con la selección del delantero del Aston Villa. No es para menos (por ejemplo sólo ha marcado uno en los últimos doce partidos) y hay quien clamaba para que  Bobby Zamora, de características muy similares, ocupara su lugar en el equipo. Otros piensan que es el compañero ideal para cualquier delantero, por su corpulencia, lucha y entrega.

10. Wayne Rooney

60 partidos / 25 goles: El delantero del United va camino de batir todos los registros de Inglaterra y con 24 años ya es 12º en la lista de goleadores. Después de convertirse en la figura indiscutible de los ‘Red Devils’ una vez liberado de Cristiano Ronaldo, sólo preocupan sus problemas en la ingle y la lesión de tobillo que le privó acabar la temporada en condiciones. Para tranquilizar al personal, el asistente de Alex Ferguson, Mike Phelan, ya ha afirmado que Rooney debe llegar a Sudáfrica sin problemas.

Con el tanto que dio la victoria al Manchester United ante el Wolverhampton, Paul Scholes inscribió su nombre en la lista de jugadores que han superado el centenar de tantos en la Premier League.

Paul Scholes ya forma parte de la selecta lista de futbolistas que han sido capaces de superar la barrera de los 100 goles desde la creación de la Premier League en la temporada 92-93. Con el tanto que dio la victoria al Manchester United (0-1) en el Molineux ante el Wolverhampton, el centrocampista igualó a otra leyenda viva de los ‘Red Devis’, Ryan Giggs. El eterno galés alcanzó el centenar de goles el pasado 28 de noviembre, día de su 36 cumpleaños, al cerrar el marcador en la victoria del ManU por 4-1 ante el Portsmouth en Fratton Park.

Un tanto más que Scholes y Giggs logró el nunca justamente reconocido, carismático e inolvidable Matt LeTissier. Algunos de los tantos más bellos logrados en la historia moderna del fútbol inglés nacieron en las botas de ‘Le God’, que jugó 443 partidos con el Southampton, entre 1986 y 2002, en los que marcó 163 goles. Antes de la fundación de la Premier, LeTissier marcó 24 tanto en la temporada 89-90 y fue elegido Mejor Jugador Joven de la liga.  Durante su carrera sólo falló un penalti en 50 lanzamientos y, como no podía ser de otra manera, marcó el último gol en The Dell, el antiguo estadio de los ‘Saints’, inaugurado en 1898 y derruido en 2001.

Camino de record va Wayne Rooney. Con sólo 24 años, la estrella del United ya lleva 103 goles en la Premier. Su carrera es sinónimo de precocidad desde que debutó con el Everton ante el Tottenham en 2002, dos meses antes de cumplir los 16. La trayectoria del de Liverpool contrasta con la de Emile Heskey. El discutido delantero del Aston Villa y ex de Leicester, Liverpool, Birmingham City y Wigan ha perforado las porterías adversarias en 106 ocasiones en casi 15 años en la máxima categoría inglesa.

111 goles marcó Dion Dublín con Coventry y Aston Villa. Una grave lesión contra el Crystal Palace en 1992 acabó con sus opciones de triunfar en el Manchester United. Su siempre delicado estado físico mermó sus posibilidades y con los años fue retrasando paulatinamente su posición hasta acabar jugando de central. Dublin pasó también por el Millwall, el Leicester, el Celtic y terminó su carrera con el Norwich en 2008.

Con un total de 185 goles en 288 partidos con el Arsenal, Ian Wright marcó 104 goles en la Premier con los ‘Gunners’ y nueve con el West Ham. Los mimos que otro jugador que empezó a maravillar en Highbury aunque su carrera ha transcurrido por convulsos derroteros, Nicolas Anelka. El francés del Chelesa, además de Arsenal, también ha marcado para Liverpool, Manchester City y Bolton.

Con 119 goles, Frank Lampard ha logrado unos registros remarcables para tratarse de un centrocampista. El ‘8’ del Chelsea ya es el quinto máximo goleador de la historia del club, con un total de 146 goles, por detrás de Peter Osgood (150), Roy Bentley (150), Kerry Dixon (193) y Bobby Tambling (202). De sus 119 goles en la Premier, 95 han llegado con la camiseta de los ‘Blues’ y 24 con el West Ham, en el que jugó entre 1995 y 2001. Dos goles más que Lampard, ha logrado el actual delantero del Celtic, Robbie Keane. El irlandés empezó a demostrar su olfato con el Coventry City a los19 años con 12 goles en 31 partidos. El resto han llegado con las camisetas de Leeds, Liverpool y Tottenham, en dos etapas. Keane sigue con unos registros espectaculares en Escocia, donde ya ha marcado cuatro goles en seis partidos.

Dwight Yorke formó junto a Andy Cole una de las mejores parejas de delanteros que se recuerdan en Inglaterra. De tal sociedad salieron muchos de los goles que llevaron al Manchester United al Triplete de 1999 y gran parte de los 123 que el de Trinidad y Tobago logró en la Premier. Yorke ya había demostrado su valía durante nueve temporadas en el Aston Villa y también marcó con el Blackburn, Birmingham City y Sunderland tras abandonar los ‘Red Devils’. Otro delantero que maravilló a finales de los 90 y a principios de la primera década del nuevo siglo fue Jimmy Floyd Hasselbaink. Sus 34 goles en el Leeds durante dos campañas lo llevaron al Atlético de Madrid, pero tras el descenso de los ‘Colchoneros’ en el año 2000, el holandés volvió a Inglaterra donde goleó con Chelsea, Middlesbrough y Charlton hasta alcanzar los 127 tantos.

147 goles han marcado Teddy Sheringham y Michael Owen. El londinense, que se retiró pasados los 40, inscribió sus mejores registros en sus dos etapas con el Tottenham y en el Manchester United, aunque durante su prolongada carrera también marcó para el Nottingham Forest, el Portsmouth y el West Ham. Owen, tiene tiempo por delante para batir la marca de Sheringham, aunque tendrá que esperar a la próxima campaña para lograrlo tras lesionarse en la final de la Carling Cup ante el Aston Villa. Las lesiones han frenado una carrera meteórica del delantero de Chester que debutó marcando con el Liverpool con 17 años y 144 días, en mayo de 1997, ante el Wimbledon. Owen marcó 118 goles en la Premier con los ‘Reds’, 26 en sus frustrantes cuatro temporadas en el Newcastle y esta campaña ha logrado tres con el United.

En sus seis temporadas en el Tottenham, Les Ferdinand se desató como uno de los goleadores más prolíferos del panorama inglés. El primo de Rio y Anton Ferdinand, logró 149 goles en una agitada carrera que lo llevó también por el Queens Park Rangers, Newcastle, West Ham, Leicester City y Bolton. Pero mayor impacto tuvo Robbie Fowler en sus primeros años en la Premier. Entre 1993 y 2006, ‘God’ alcanzó los 163 goles en sus dos etapas en el Liverpool, con el Leeds United y el Manchester City.

El 18 de octubre de 2005, Thierry Henry se convertía en el máximo goleador de la historia del Arsenal al superar los 185 goles de Ian Wright. El francés, que alcanzó un total de 226, logró 174 en la Premier de la que fue ‘top scorer’ en 2002, 2004, 2005 y 2006, con dos Botas de Oro europeas (2004 y 2005). El actual delantero del Barça es el jugador que más goles ha marcado, desde la refundación de la primera división inglesa, con un solo equipo. ‘Tití’ Henry ocupa el tercer peldaño del podio de artilleros de la Premier y el segundo es para Adny Cole. El incombustible delantero de Nottingham, que colgó las botas el pasado 2009 con el ‘Forest’, llegó hasta los 187 goles con Newcastle, Manchester United, Blackburn, Fulham, Manchester City y Portsmouth. Solamente no logró marcar con el Sunderland

Inalcanzables parecen los registros de Alan Shearer, máximo goleador de la historia de la Premier League con 260 goles. 148 llegaron con el Newcastle en las diez temporadas en las que el delantero defendió la camiseta de los ‘Magpies’  después de un traspaso record de 15 millones de libras en julio de 1996 procedente del Blackburn. Con los ‘Rovers’, Shearer alcanzó los 112 goles, incluidos 34 en la historia Liga que los de Ewood Park conquistaron en 1995 con Kenny Dalglish en el banquillo. El de Newcastle, superó la treintena de goles durante tres temporadas consecutivas (31 en 1994, 34 en 1995 y 31 más en 1996). Además, marcó 23 con el Southampton durante cinco temporadas antes de la fundación de la Premier, entre ellos el ‘hat trick’ logrado por un jugador más joven, con 17 años y 140 días, en la victoria de los ‘Saints’ ante el Arsenal 4-2. Shearer también marcó 30 goles en 63 partidos con Inglaterra.

Los ‘Diablos Rojos’ añaden el título de ayer a las victorias de 1992, 2006 y 2009.

Wayne Rooney (¿el futbolista más en forma del mundo hoy por hoy?) guió al Manchester United a la conquista de la Carling Cup. El delantero entró en al minuto 41’ en sustitución del lesionado Michael Owen, y en el 73’ marcaba con un gran cabezazo el 1-2 ante el Aston Villa que suponía la cuarta Copa de la Liga para los ‘Diablos Rojos’, la segunda de forma consecutiva.

El United tardó más de 30 años en inscribir su nombre en el palmarés de la competición. El primer título llegó en 1992 ante el Nottingham Forest de Brian Clough, en la que fue la última final del mítico técnico que dejaría el cargo un año más tarde, tras 23 temporadas el frente del equipo. El delantero escocés Brian McClair marcó el único gol del partido en el minuto 14’ asistido por un joven y ya decisivo Ryan Giggs. En el cuadro de Alex Ferguson jugaron Peter Schemichel, Steve Bruce, Paul Ince y Mark Hughes, entre otros, mientras que en el ‘Forest’ destacó la presencia de Roy Keane y Teddy Sheringham, futuros ‘Red Devils’, y Nigel Clough, hijo de Brian Clough, y actual técnico del Derby County.

La primera Copa de la Liga para el Mancheser United llegó tras dos derrotas anteriores. En 1993, el Liverpool de Bob Paisley derrotaba a su eterno rival (2-1), dirigido por Ron Atkinson, con tantos de Alan Kennedy (78’) y Ronnie Whelan, en el 8’ de la prórroga, que neutralizaron el gol inicial del norirlandés Norman Whiteside. Un año antes del primer título, los ‘Diablos Rojos’ cayeron ante el Sheffield Wednesday (1-0), curiosamente dirigido por Atkinson, por culpa de un gol de John Sheridan. Tres años después, el ManU caía ante el Aston Villa (3-1), precisamente su rival de ayer. Kevin Atkinson (24’) y Dean Saunders (75’), pusieron a los ‘Villanos’ con ventaja de dos goles, y pese al tanto de Mark Hughes en el 82’, los de Birmingham fueron capaces de matar el partido en el 90 con otro gol de Saunders.

El Manchester United se ha convertido en el gran dominador de la Copa de la Liga en lo que va de siglo con tres títulos (2006, 2009 y 2010), por dos de Liverpool (2001 y 2003) y Chelsea (2005 y 2007). En el primero de ellos, los de Ferguson pasaron por encima del Wigan, entonces en la segunda división, al que derrotaron por un cómodo 4-0 con dos goles de Rooney y otros dos de Cristiano Ronaldo y Louis Saha. La pasada campaña, los ‘Diablos Rojos’ derrotaron al campeón Tottenham en la tanda de penaltis tras empatar a 0. El guardameta Ben Foster se convirtió en el protagonista del partido tras detener los lanzamientos de Jamie O’Hara y David Bentley, a los que estudió con su ipod y junto al entrenador de porteros Eric Steele tras finalizar el tiempo extra. Antes de los tres triunfos de los últimos años, el United perdió ante el Liverpool (2-0) la final de 2003 jugada en el Millennium de Cardiff. Steven Gerrard y el ahora ‘Red Devil’ Michael Owen marcaron para el conjunto de Gerard Houllier.

Con la victoria de ayer el Manchester United iguala en el palmarés de la Copa de la Liga a Tottenham (1971, 1973, 1999 y 2008), Nottingham Forest (1978, 1979, 1989 y 1990) y Chelsea (1965, 1998, 2005, y 2007). Se pone a tiro del Aston Villa (1961, 1975, 1977, 1994 y 1996) y a tres títulos del Liverpool (1981, 1982, 1983, 1984, 1995, 2001 y 2003).